Inicio Sociedad Un ladrón intenta entrar a una casa y termina con una pierna...

Un ladrón intenta entrar a una casa y termina con una pierna rota

4
Compartir

Una hermosa mañana me levanto y pienso: hoy podría robar una casa a plena luz del día. Voy a coger mi palanca destroza portones. Desayuno tranquilamente y salgo en busca de algo factible, alguna entrada fácilmente franqueable y con la que no tenga demasiados problemas. Encuentro una y me dispongo a sufrir los efectos del karma.

Un ladrón de pacotilla -porque no se le puede denominar de otra manera- intentó quebrantar la tranquilidad de una puerta metálica blanca de una residencia familiar. Cuando hacemos cosas que no están bien o que quebrantan ciertas leyes, tanto de la sociedad como físicas, estaremos expuestos a que el famoso karma y su poder nos den una bofetada instantánea. ¿Podríamos llamarlo un ‘enemigo a las puertas’?

Es lo que le pasó a este ladrón ‘de tres al cuarto’ que intentó abrir un portón con una palanca. La puerta cedió hacia fuera cayendo estrepitosamente sobre su pierna derecha. Al levantarse para huir del lugar su pierna se había roto en dos y tuvo que utilizar el maravilloso ‘artefacto abre-todo’ a modo de bastón para alejarse de allí. Pobre hombre, pero se lo tenía más que merecido.

4 Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here