Un perro ciego que tiene su propio can guía

Un perro ciego que tiene su propio can guía

Zen se ha convertido en los ojos de Hoshi

0
Compartir

El proceso de entrenamiento de un perro-guía no es nada fácil y además no todos los perros lo consiguen. Son entrenados durante meses y deben demostrar tener un carácter tranquilo. Estos perros son de gran ayuda para todas aquellas personas que son ciegas, pueden ser más independientes y moverse sin la ayuda de otra persona.

Pero los perros no solo son de gran ayuda para los humanos, solo tienes que ver a Zen y Hoshi. Son inseparables, cuando Hoshi tenía 11 años de edad tuvo que ser operado, el veterinario le tuvo que extraer los ojos debido a un glaucoma. Sus dueños pensaron que la calidad de vida del perro se vería perjudicada, pero no fue así.

Por suerte unos meses antes los dueños de Hoshi adoptaron a Zen, un perro de la raza pomerania. Desde el mismo día que Hoshi dejó de ver su compañero de juegos Zen pasó a ser sus ojos, en pocas palabras, hace de perro-guía. Los dueños ponen un arnés que va enganchado al collar de cada uno y así el pequeño pomerania le va guiando.

Si quieres ver muchas más fotos y vídeos del día a día de Hoshi y Zen lo puedes hacer en Instagram. A continuación puedes ver algunas: