La tranquila entrevista de un hombre después de recibir un disparo en el pecho

0
Compartir

En más de una ocasión habrás podido comprobar como el trabajo de reportero esconde detrás una infinita lista de anécdotas que suceden a lo largo de toda la vida laboral. Seguramente, el caso que nos llega hoy muestra lo que para la periodista se trataría de uno de los episodios más surrealistas que va a vivir en lo que queda de su etapa como profesional.

¿Cómo crees que se encontraría una persona que ha sufrido hace cinco horas un disparo en el pecho? Sin duda alguna, debería estar, como mínimo en el hospital en observación y eso, teniendo en cuenta que no tuviese órganos vitales dañados. En cambio, en la localidad de Quincy, en el Estado de Illinois acaba de suceder un episodio que bien podría tratarse de una broma.

Devon Hawkins, que es como así se llama el protagonista de esta historia, estaba tranquilamente en su casa con su hijo cuando de repente una tercera persona entró en su casa y le disparó. Según relata en el vídeo, su principal objetivo fue proteger al pequeño por lo que su salud quedó relegada a un segundo plano.

Lo más inquietante sucedió después. Tras permanecer cinco horas en el hospital, decidió atender a los periodistas presentes con una gasa aún en el lugar en el que la bala le había perforado el pecho. Obviamente, la reportera aprovechó la situación para entrevistarle mientras éste se fumaba un cigarrillo.

No se sabe si el comportamiento de Devon se debe al consumo de alguna sustancia estupefaciente o si por el contrario está aún bajo los efectos de la anestesia pero lo que está claro es que puede dar gracias a permanecer con vida tras el intento de asesinato que ha sufrido.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here