Las princesas Disney, ordenadas de la menos a la más feminista

Las princesas Disney, ordenadas de la menos a la más feminista

Aunque muchos opinan que Disney es una verdadera escuela de machismo, lo cierto es que la mayoría de princesas son todo un ejemplo

0
Compartir

Desde que Emma Watson asumiera el papel de Bella en la nueva adaptación de Disney, la relación entre el feminismo y las princesas está a la orden del día. Aunque la actriz se ha propuesto modernizar el papel y adaptarlo a un modelo de mujer más moderno, son muchas las personas que continúan criticando ciertos rasgos machistas en los personajes más populares de la factoría Disney. Repasemos la lista ordenadas de la menos a la más feminista:

15.Aurora

Aurora no es, en absoluto, un ejemplo de feminismo. Es la princesa con menos diálogo y además pasa la mayoría de la película escondida o durmiendo a la espera de un beso de amor verdadero que la despierte. Para más inri, no toma ni una sola decisión y es totalmente dependiente.

14.Blancanieves

Blancanieves es un ejemplo clásico sobre lo que solía ser, por desgracia, el papel de la mujer. Una cara bonita al servicio de los hombres. Tuvo que huir a causa de los celos de otra mujer, su madrastra, y cuando encontró un lugar seguro se limitó a limpiar y cocinar.

13.Cenicienta

Cenicienta vive oprimida en su casa, donde es tratada como una sirvienta. En lugar de tener iniciativa, se resigna a la esperanza de que alguien la rescate. Su única oportunidad termina siendo pedir a su hada madrina unos tacones y un vestido bonito que llamen la atención de un príncipe guapo y rico.

Lo realmente triste es que huye a las doce para que nadie sepa que es pobre. El príncipe, que se ha enamorado de ella en apenas quince minutos, decide buscarla utilizando un zapato de cristal, porque al parecer ni siquiera es capaz de recordar su cara.

12.Ariel

Aunque Ariel es inconformista, rebelde y creativa, al final acaba sacrificando su mayor talento (su voz) para encontrarse con un chico guapo al que no conoce.

11.Bella

Bella es, a priori, una de las princesas menos machistas. Es una mujer culta, le gusta leer y tiene ideas propias pese a habitar una aldea francesa en 1800. Tiene ambiciones que van mucho más allá de casarse y tener hijos, y demuestra tener muchas agallas al hacer de Bestia una persona mejor. Todo se tuerce al final, cuando reaparece el cliché del amor romántico sin límites.

10.Rapunzel

Todos disfrutamos al ver como Rapunzel utilizaba una sartén (símbolo de la opresión femenina) como arma. Durante su encierro lee, juega al ajedrez, estudia astronomía e incluso aprende a pelear. Es cierto que pidió ayuda a un hombre para cumplir su sueño, pero la verdad es que demostró saber defenderse y acabó alcanzando su objetivo.

9.Jasmín

En cada escena, Jasmín demuestra ser una princesa con mucho carácter. Se opone al matrimonio concertado y es valiente, no teme abandonar un mundo de comodidades para conseguir justicia. Al final, incluso consigue cambiar la ley para casarse con el hombre al que quiere, pese a que no es un rico príncipe.

8.Tiana

Tiana fue un importante paso hacia delante, y es que fue la primera princesa Disney con trabajo. Es independiente y tiene las ideas muy claras: quiere abrir su propio restaurante. Trabaja duro para ganar dinero y es ella misma quien lo administra, nada de hombres controladores.

7.Mérida

Como Jasmín, Mérida también decide oponerse a la idea de un matrimonio concertado. Ella misma desafía todo un sistema machista en el que varios chicos compiten por su mano. Ella misma decide unirse a la competición y sorprender a todos los presentes ganándola. Además de demostrar su valía enfrentándose a cualquier obstáculo, su físico tampoco es el típico en una princesa.

6.Esmeralda

Aunque es una de las “princesas” menos valoradas, Esmeralda es un auténtico icono del feminismo. No solo lucha contra la discriminación por ser mujer, sino también por ser de raza gitana y pobre. La gran amiga de Quasimodo lucha contra viento y marea sin venirse abajo.

Durante la película, tres hombres se fijan en ella: Quasimodo, el capitán Febo y el malo, malísimo, Frollo. En todo momento lleva las riendas de la situación, no se deja manipular y demuestra que quien toma las decisiones es ella.

5.Megara

Como ocurre con Esmeralda, Megara también está muy infravalorada. A diferencia del resto de mujeres de la factoría Disney, ella no es precisamente simpática. Megara es muy sarcástica y cínica, y además se muestra reacia a enamorarse. Tiene muchísima personalidad… y si no que se lo digan a Hércules.

4.Pocahontas

Pocahontas es una de las pocas princesas que decide renunciar al amor de su príncipe para seguir su propio camino. No necesita que ningún hombre la salve y, de hecho, es ella quien salva a John Smith.

3.Elsa

Elsa es diferente y las personas a su alrededor no consiguen comprenderla. Aunque su deber era ser reina, deja todo a un lado para marcharse y ser verdaderamente libre. Se encuentra a sí misma y después regresa por el amor a su hermana.

2.Mulán

Seguramente cuando hayáis empezado a leer este post ya imaginabais que Mulán estaría en el podio de este ránking. Esta princesa demuestra que una mujer puede hacer exactamente las mismas cosas que los hombres (muchas veces incluso mejor). Mulán desafía los típicos estereotipos y acaba salvando su país gracias a su valentía.

1.Moana

Moana ha sido la última princesa en llegar, pero lo ha hecho con muchísima fuerza. La joven Moana tiene una ambición sin límites y solo piensa en salvar a su pueblo de la destrucción para conseguir ser una gran líder. No necesita a un príncipe a su lado y demuestra que trabajando en equipo se puede llegar a cualquier parte.