Inicio Cultura ¿Por qué comerse los mocos es bueno para la salud?

¿Por qué comerse los mocos es bueno para la salud?

Ya tendrás un motivo justificado para hacerlo

0
Compartir

Para muchos hurgarse la nariz y comerse los mocos es algo muy habitual, ya sea entre los más pequeños o los adultos. Sin embargo, cuando los padres ven dicho acto lo consideran insalubre o simplemente una guarrada, por lo que terminan prohibiéndole a sus hijos hacer eso.

Ahora, un estudio del Centro Nacional de Información Biotecnológica de Canadá, ha determinado que comerse los mocos es beneficioso para la salud de las personas.

De acuerdo con la investigación, comerse los mocos puede ayudar a proteger nuestros dientes y evitar infecciones. Por tal motivo aconsejan que los niños deben hacerlo, puesto que, podría ser particularmente importante para ellos en su crecimiento.

Las secreciones nasales tienen mucinas salivales que forman una barrera contra las bacterias que pueden originar la aparición de caries.

No obstante, los beneficios van más allá de la salud dental, debido a que existen algunas pruebas científicas que, a pesar de que no dan una evidencia concreta, sugieren que los mocos pueden ejercer también una defensa eficaz contra las infecciones respiratorias, las úlceras de estómago y el VIH.

Los científicos que estaban a cargo de la investigación están buscando la forma de crear mocos sintéticos, los cuales puedan consumirse en forma de goma de mascar o de pasta de dientes, de este modo se podrá proporcionar los mismos beneficios de una mejor forma.

Y la protección contra bacterias perjudiciales no lo es todo, también es posible que al hurgarnos la nariz lleguemos a ser personas más felices y sanas.

Según el austriaco especialista en neumología Friedrich Bischinger, las personas que se hurgan la nariz tienen una mejor sintonía con su cuerpo. Además, sugiere que la sociedad debería esforzarse en deshacerse del estigma que rodea el acto de comerse los mocos, alentar a las personas a que lo hagan con gusto y sin vergüenza alguna por el qué dirán.

Incluso el especialista Bischinger dio unas declaraciones donde dejaba muy claro los beneficios que pueden darnos los mocos si los comemos.

“Ingerir los restos de mucosidad seca es una forma ideal de reforzar el sistema inmunitario. Desde el punto de vista médico, es recomendable y es una actividad completamente natural… Para el sistema inmunitario, la nariz es un filtro en el que se acumula una gran cantidad de bacterias y cuando esta mezcla llega a los intestinos, funciona igual que una medicina”.

Sin embargo, las conclusiones de este estudio contradicen las investigaciones que han realizado antes algunos científicos. Según el otorrinolaringólogo estadounidense Erich Voigt, existen varios motivos por los cuales no deberíamos hurgarnos la nariz.

El doctor Voigt, explica que la entrada de gérmenes en la nariz combinada con la acción de hurgar, no cabe duda que puede provocar rozaduras. Además, las rozaduras en la nariz pueden sangrar, fomentar la aparición de gérmenes, costras y estimular irritaciones muy molestas.

También señala que dicho acto es capaz de ser muy perjudicial, puesto que provoca graves hemorragias nasales, algo que la mayoría de los niños estimulan cuando se hurgan la nariz. Es por eso que el doctor explicó el motivo de las hemorragias nasales:

“El riego sanguíneo es muy abundante en esa zona: hay cinco arterias que llegan a la parte delantera de la nariz”.

Todo parece indicar que si puedes soportar el asco y la posibilidad de que te sangre la nariz, ya tienes un motivo justificado por el cual hurgarte la nariz y comerte los mocos, a pesar de que sea mal visto por los demás.

Además, la próxima vez que vayas a sacar el dedo de tu hijo de la nariz, no deberías chillar con disgusto cuando veas que va a comerse las mucosidades, porque según el estudio eso le proporciona al cuerpo más bien que mal.

¿Considerarías comerte los mocos por cuestiones de salud?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here