Has estado comiendo mal las Pringles toda la vida

Has estado comiendo mal las Pringles toda la vida

Así es como deberías empezar a comértelas

0
Compartir

Muchas veces no lo sabemos, pero estamos haciendo cosas mal todo el tiempo. Esto va desde colocar objetos o utilizarlos, hasta consumir algunos alimentos. Algunos ejemplos conocidos son: las palomitas y las hamburguesas, pero esta vez te hablaremos de los aperitivos favoritos de muchos, las Pringles.

Un representante de Kellogg’s –sí, ellos fabrican las famosas Pringles– dijo que el condimento solamente se rocía de un solo lado, en la parte superior contrario a lo que muchos suponíamos:

“Mucha gente piensa que las Pringles se sazonan en ambos lados. De hecho, esto solo ocurre en la parte superior”.

“Cuando las Pringles se apilan en su lata, algunos de los condimentos se difuminan a las siguientes papas fritas. Por lo que la distribución del condimento siempre ha sido irregular.”

Entonces, ¿qué significa todo esto? Pues que las Pringles se comen al revés de cómo están acomodadas en su lata, claro, si es que quieres obtener el máximo sabor directamente en tu lengua.

De hecho tiene sentido, ya que ahora sabemos que las Pringles están fabricadas de tal forma que al colocarlas en tu lengua se deben curvar alrededor, mas no lo contrario. ¡Vaya qué si estábamos equivocados!

Así que tienes dos opciones: seguir con la comodidad que nos da la forma clásica de comernos las Pringles o elegir el sabor y la máxima concentración de condimentos.

No hay comentarios

Dejar una respuesta