Un estudiante arruina la carrera de una maestra que estuvo 10 años...

Un estudiante arruina la carrera de una maestra que estuvo 10 años insultando a sus alumnos

0
Compartir

¿Cómo debe de haberse sentido todos estos años para que un antiguo alumno decidiese 16 años después de abandonar el colegio dar a conocer su terrible experiencia en la escuela? El protagonista de esta historia no ha aguantado más la presión, dándose por vencido pese a que finalizó sus estudios en el año 2001.

El usuario Johnny_Provolone decidió utilizar un hilo de Reddit para destapar toda la verdad sobre la forma en la que una profesora trataba a sus alumnos. Su caso era más particular aún si cabe, le tenía manía a él por lo que llevó a cabo un plan brillante para salirse con la suya. Una solución tecnológica utilizada en el preciso momento le permitió acabar el curso con otro profesor sin tener que cambiar de clase para ello. ¿Cómo lo consiguió? Él mismo lo ha publicado ahora, habiendo de por medio unos cuantos años de silencio.

¿Quieres conocer su historia? Se ha ganado el aplauso de cientos de miles de personas, los cuales han mostrado sus respetos a la planeada estrategia llevada a cabo por el hombre que lo pasó tan mal durante unos meses pero que terminó riéndose de la profesora. Y tú, tras leer la historia de a continuación, ¿crees que es un plan macabro o valoras el resultado por encima de todo?

Yo era un estudiante de secundaria en aquella época y no, no era el más brillante. Nunca había recibido una amonestación o tenía cualquier tipo de registro de estudiante malo. Esto es importante porque a día de hoy, todavía no tengo ni idea de por qué la maestra me trató de esta manera. La profesora, que nombraremos como señora Frank, había ejercido allí durante más de una década y era ampliamente conocida por ser una perra sin corazón que los administradores y directivos del centro consideraban como la niña de oro.

La Sra. Frank enseñaba álgebra, que es mi peor asignatura, así que naturalmente tuve problemas para entender las lecciones por lo que solía hacer preguntas frecuentemente. Para algunos estas preguntas eran fáciles de responder pero para mí fue una ciencia muy difícil de comprender.

Por lo general, cuando alguien hace una pregunta estúpida, nadie debería dirigirse a él/ella. Sin embargo, en el caso de la señora Frank, ella me menospreciaría delante de todos por decir cosas tales como “Y aquí viene el chico lento de nuevo”, “Sorpresa, sorpresa, que no No lo entiendo de nuevo”. “Tenemos que ir más lento para usted hoy” etc., etc…

Intenté ir a la dirección a comentar sobre ello antes pero de nuevo ella fue considerada la niña de oro. Ellos enviarían a alguien para examinarle durante la clase, ella actuaría de forma respetuosa y normal por un día, y volvería a ser una perra de nuevo la siguiente.

Esto continuó así durante aproximadamente la mitad del año hasta que tuve bastante. Fui a la radio local, compré una grabadora y registré secretamente cada insulto que ella me lanzaba en cada una de las clases. A veces instigaría para compensar el tiempo perdido.

Pasó rápido el tiempo hasta el final del año ahora me encuentro sentado en la clase de la Sra. Franks cuando hago una pregunta. Su respuesta, y cito (porque se ha quemado en mi cerebro):

He estado enseñando aquí por más de 10 años y ésta es la pregunta más tonta que he oído.

Continuó la lección sin contestar. Me acosté en el suelo, cogí mis cosas y me dirigí a la oficina de la dirección para que me despidieran de la escuela.

Volví a casa, compilé todas las cintas brutales en una gloriosa obra maestra, y regresé al día siguiente para mostrar a la dirección todo el arsenal recopilado durante los últimos meses. Me senté con el director y escuchamos un par de los insultos antes de que me detuviera. Quería más testigos presentes así como la señora Franks. Me dijo que nos reuniríamos al día siguiente donde podría mostrarle a él y al resto de los administradores la cinta con la grabación completa.

Lo que sigue fueron algunos de los mejores minutos de mi vida.

Observé como los administradores se quedaron sin palabras, a algunos de ellos les costaba mantener las bocas cerradas durante la duración de la cinta. También vi a la Sra. Frank darse cuenta de que la había jodido más allá de la posible reparación del daño.

Ella se estaba quemando públicamente delante de las personas más importantes del centro.

La cinta terminó y sin vacilar, los administradores miraron a su alrededor con asombro. El director se volvió hacia mí y dijo: “Creo que hemos escuchado todo lo que necesitamos, gracias”. A continuación me despedí en silencio y me fui de la estancia.

La última vez que vi a la señora Frank salía de la habitación. Miré hacia atrás e hicimos contacto visual a través de sus ojos llenos de lágrimas. En ese momento yo le mostré la mejor de mis sonrisas malvadas.

Volví a clase la semana siguiente y la señora Frank no sabía donde encontrarme. La historia se extendió rápidamente por toda la escuela y fui visto como un santo. Había logrado que la despidieran e hice casi imposible que la Sra. Frank volviera a su carrera como profesora. Por el mismo motivo, fui quien hice, en un segundo plano, que cortase la gran parte de sus conexiones con otros maestros de la escuela. Yo la había arruinado financieramente porque ningún centro educativo de la zona contrataría este trozo ambulante de basura.

Si usted, Sra. Frank, está leyendo esto me gustaría dedicar este momento para decirle que se vaya a la mierda.

Posdata 1: Debería haber aclarado esto para la historia pero no quiero entrar en muchos detalles sobre el proceso. Sí, esto era perfectamente legal para hacer y mis padres y yo hicimos nuestra propia investigación para asegurarnos de que no quebrantaríamos ninguna ley. En mi Estado, se puede grabar a alguien en su lugar de trabajo sin contar con el consentimiento expreso de ambas partes.

Posdata 2: ¡Wow! Gracias por los extraños de oro! Creo que este post se hizo popular porque casi todo el mundo puede verse reflejado en mi situación en relación con la tenencia de un maestro horrible en un momento de su vida. Me alegra poder darle una cierta satisfacción a algunos de ustedes que han tenido situaciones similares. Gracias por todos los comentarios.

Posdata 3: Quiero abordar algunas de las preguntas más frecuentes. Me arrepiento de compartir la noticia tan resumida porque dejo fuera la cantidad de mierda que sí vieron mis padres a través de todo esto recopilado en los últimos meses. Toneladas de reuniones y llamadas telefónicas que habrían hecho la historia mucho más larga. Pensé que a nadie le gustarÍa leerla.

1) Todavía no tengo las cintas. La administración del centro formativo pidió mantenerlas por si ella demandara les demandaba por finalización de contrato sin justificación. Sin estas pruebas en mano de los gestores del centro, se habría salido con la suya y, de paso, hubiesen dado una mala reputación al centro. Incluso si guardaba las cintas, todo esto ocurrió hace más de 15 años por lo que debería haber movido cielo y tierra para encontrarlos.

2) Sí, finalmente acabé superando la asignatura de álgebra que tanto me había costado entender.