Esta es la mejor forma de dejar una relación

Esta es la mejor forma de dejar una relación

Lo mejor no es esperar mucho tiempo para poner en marcha la ruptura.

0
Compartir

La gente, al perder el interés en una relación amorosa, se lastima en formas muy horribles, algo que se puede evitar al aceptar que están mejor separados, dando el paso hacia la ruptura. Sin embargo, siguen en una relación que cultiva la infelicidad y molestia entre ambos, llegando a extremos lamentables al maltratarse de todos los tipos posibles, convirtiéndose en una relación tóxica.

No obstante, dejando de lado ese tipo de relaciones y enfocándonos en las que siguen estando en términos decentes, debido a que es posible que la persona con la que vamos a terminar es buena y espléndida, la cual nos conoce a la perfección y a pesar de todo son muy buenos amigos. Todo ello, dificulta que tomes la decisión de terminar con tu pareja porque no la quieres herir, o no sabes cómo puede reaccionar en dicha circunstancia.

Es por eso que la escritora y coach ejecutiva, Dushka Zapata, explica a Quora la forma ideal para terminar una relación y quedar en términos donde ambos salgan dignamente, incluso manteniendo la amistad.

Puesto que, no necesariamente terminar con tu pareja debe ser perderla en definitiva, más aún si amaste a esa persona en un tiempo determinado, ya sea por meses o años. Lo importante no es quedar como enemigos, sino rescatar la amistad.

Si lo que quieres es terminar con alguien, lo mejor no es esperar mucho tiempo para poner en marcha la ruptura, ya sea porque piensas que “no quieres hacerle daño” o “no es el momento adecuado”. Es un grave error pensar de ese modo, según la experta Zapata, debido a que nunca es el momento indicado y siempre será una situación dolorosa.

Tampoco debes alejarte o enviar señales sutiles para dar a entender que no quieres continuar, lo mejor es ser directo y hablar por sí mismo cara a cara con tu pareja. Además, no debes romper a través de redes sociales, mensajes de texto o por llamada. Ya de por sí es una situación muy desagradable cuando te están dejando, como para empeorarla si no se hace en persona.

Es indispensable ser directo y claro en ese momento, teniendo en cuenta que la prioridad es conservar la dignidad de la otra persona y la tuya. Lo correcto es estar calmado, pensar en el día que se conocieron, las veces que estuviste emocionado por ver su nombre en la pantalla del teléfono, entre muchas otras vivencias bonitas. No te enfoques únicamente en las peleas o las últimas semanas de distancia y molestia.

También, tienes que evitar culpar en la conversación a la otra persona, con respecto a lo que os condujo a la ruptura, lo mejor es que ambos aceptéis vuestras responsabilidades, puesto que la culpa es una forma de agresión hacia la persona con la que se está hablando, pero sobre todo también lo es para sí mismo.

Siempre, en una relación debe haber mucha comunicación, cuando no la hay es que empiezan las discusiones. Además, cuando no va algo bien lo mejor es comunicárselo a la pareja, buscar juntos una solución y evitar quedarse callados, porque será peor. Quizás, si desde un principio se dicen las cosas que no os agradan de la convivencia, puede que se evite la ruptura de una relación que tiene salvación.

Dushka dice que se mantenga en privado el proceso, porque al fin y al cabo, a pesar de ser una culminación amistosa, es el final de una relación y no quita que sea dolorosa.

En conclusión, la experta recomienda darle tiempo a la otra persona, es un momento duro y debe poner sus sentimientos en orden. También, tiene la esperanza de que un día no muy lejano en el futuro, tengas una cena o reencuentro con esa persona, donde puedan retomar la amistad o verse normalmente sin ningún tipo de rencor, teniendo en mente que fue la mejor decisión para ambos.