El auge de las madres vírgenes

El auge de las madres vírgenes

Gracias a la FIV las mujeres vírgenes tienen hijos

0
Compartir

Cada vez aumenta el número de mujeres que tienen hijos después de atravesar el tratamiento de Fecundación In Vitro (FIV), el cual consiste en que un espermatozoide fecunde un óvulo (un proceso realizado en un laboratorio), para luego transferir el o los embriones al útero de la mujer para que se dé el embarazo.

Las mujeres pueden tener hijos al someterse a la FIV, a pesar de no haber tenido relaciones sexuales nunca, lo que quiere decir que quedan embarazadas siendo vírgenes, según los médicos.

En el Reino Unido, veinticinco mujeres jóvenes, las cuales son heterosexuales y tienen aproximadamente 20 años, decidieron optar por la Fecundación In Vitro en los últimos cinco años, puesto que, sienten que están preparadas para ser madre.

Algunas mujeres que han tenido “nacimientos vírgenes”, explicaron que lo hicieron porque esperan a la pareja ideal, mientras que otras admitieron tener miedo al sexo, debido a complicaciones psicosexuales que les impidan poder tener un hijo.

Es posible que se creen muchas molestias en algunas religiones, ya que hay algunas que exigen que un niño debe ser concebido de forma natural y educado en una familia tradicional. Sin embargo, un médico expresó que las mujeres solteras son a menudo fuertes emocionalmente y tienen un buen estado financiero, lo que les permite criar muy bien a un hijo sin necesidad de una pareja.

Laura Witjens, directora ejecutiva de National Gamete Donation Trust, donde se dedican a donar gametos (células sexuales) para la FIV, expresó que la sociedad se asusta cuando una mujer soltera va a enfrentarse a la maternidad sola, por lo que dijo:

“Estas mujeres tienen derecho a optar por esta vía si quieren, pero las clínicas tienen la responsabilidad de considerar por qué quieren hacerlo”.

Por lo menos cuatro grandes firmas británicas están ayudando a las mujeres vírgenes y heterosexuales que deseen tener un hijo estando solteras, puesto que, algunas tienen que pagar un costo de 5.000 euros en los tratamientos, de ese modo evitan la necesidad de involucrar a un hombre en sus vidas.

Según una encuesta del año 2013, afirmó que una de cada 200 mujeres en los EE.UU. admitieron haber quedado embarazadas sin haber tenido relaciones sexuales.

Además, el 31% de esas mujeres dijeron que tomaron la decisión por cuestiones religiosas, debido a que habían firmado una promesa de castidad, por lo que no podían tener relaciones sexuales.

Hay religiones que consideran que una mujer que sea virgen o no, está en pecado cuando queda embarazada gracias a la Fecundación In Vitro, ya que va en contra la naturaleza humana, por lo que es un método reproductivo no aceptado.

En comparación, alrededor del 28% de los padres de esas mujeres dijeron que muy poco se les hablaba del sexo o los anticonceptivos, mientras que un 5% de otras mujeres quedaron embarazadas y sí habían tenido relaciones sexuales.

Cabe resaltar que la Fecundación In Vitro no te quita la virginidad, debido a que se pierde es cuando se tiene la primera relación sexual con penetración. Aunque es cierto que el procedimiento quirúrgico rompe el himen, no debe igualarse esa ruptura con la virginidad, puesto que, el himen es una membrana elástica de protección nada más.

Incluso, hay mujeres que tienen una vida sexual activa y todavía tienen su himen intacto, mientras que hay niñas de 10 años que por algún mal movimiento o golpe se le puede romper. Así que al practicarse la FIV no te puede quitar la virginidad.

Sin duda alguna, cada día el mundo va evolucionando y dejando atrás los prejuicios o limitaciones que les ponen a las mujeres, puesto que, como dicen los expertos y se demuestra cada día, las mujeres solteras pueden enfrentarse a la maternidad por su gran fortaleza.

Además, gracias a la Fertilización In Vitro, muchas mujeres han cumplido su sueño de ser madre, un derecho que nadie les puede negar, y más si tienen la capacidad de serlo a pesar de no tener una pareja masculina a su lado o de permanecer vírgenes.

No hay comentarios

Dejar una respuesta