Esta es la cualidad clave para un matrimonio duradero

Esta es la cualidad clave para un matrimonio duradero

Lo esencial es que el esposo tenga esto

0
Compartir

El matrimonio es un gran paso que hay que pensarse, debido a que tienes que conocer con qué persona estarás por el resto de tu vida. Es por eso por lo que el rango de edades que muchos recomiendan es entre los 27 y 35 años, ya que ya hay una madurez mental como para recibir la gran carga emocional que tendrán.

Muchos dicen que el matrimonio dura para siempre, pero esto no siempre es cierto. La relación se puede desgastar hasta el punto de que las peleas comienzan, y que lo peor ocurra, un divorcio. Nadie quiere llegar a este punto, ya que simplemente no son felices. Sin embargo, ¿qué dirías si te dijéramos que el hombre tiene todas las herramientas para evitar esto? Sí, la mayoría del peso de un matrimonio, desafortunadamente la carga el hombre. Según una investigación.

El sitio web especializado en relaciones, The Gottman Institute, descubrió, tomando como base la observación de 130 matrimonios durante de varias décadas, que si los hombres dejan que las mujeres influyan en ellos se creará un matrimonio feliz, próspero y duradero. Pero ¿Cuáles son las razones y por qué?

La influencia y el compartir el poder

No es que en el matrimonio no se puedan vivir momentos de ira, quejas o críticas. Las parejas se meten en problemas cuando choca la negatividad de la mujer con la negatividad del hombre, lo que en lugar de reparar la relación sólo la está enfermando. Y es que los hombres pueden crear el 65% de la negatividad en una discusión.

Muchos hombres no oyen ni demuestran interés en la queja de una mujer. Lo que están haciendo es responder con una actitud defensiva y enviar la queja al “buzón de sugerencias”.

Gottman, explica que, hay cuatro jinetes del apocalipsis de un matrimonio: la crítica, la actitud negativa, el desprecio y la evasión. Estas son señales reveladoras de que un hombre se resiste a la influencia de su esposa.

Se necesitan dos para unirse a un trabajo en equipo, y es muy pero muy importante que para las esposas que sus maridos las traten con respeto y honor. Espera, esto no significa que las mujeres no se enfaden o no sean despectivos con sus maridos, sino que, las esposas dejan a sus maridos influyan en su toma de decisiones mediante la adopción de opiniones y sentimientos que ellas tienen en cuenta. Sólo quieren que les devuelvas el favor –inconscientemente– y muchos hombres no lo hacen.

Estadísticamente hablando, la investigación del doctor Gottman demuestra que hay una posibilidad del 81% de que un matrimonio autoimplosione cuando un hombre no está dispuesto a compartir el poder.

Hay que aprender de las mujeres

La separación de géneros que nos hacen parecer tan diferentes viene desde la infancia. Cuando los niños juegan, su atención se centra en ganar, no sus emociones o los otros. Si uno de los niños se lastima es ignorado.

Mientras tanto, a las niñas se les impone que los sentimientos son primero, y esto muchas veces es correcto para ellas. Cuando una niña llora y dice: “ya no somos amigas”, el juego se detiene y sólo continúa cuando las niñas se reconcilian.

Lo más importante, ¿Cómo aceptar la influencia?

Muchos de los hombres que se resisten a la influencia de sus esposas lo hacen sin darse cuenta. La aceptación de la influencia se hace tanto en la forma de pensar, así como, una habilidad cultivada. Esto significa que te debes de encargar de construir amor expresando tu afecto y admiración.

Además, cuando ocurre un conflicto, la clave está en comprender el punto de vista de tu pareja y debes de estar totalmente de acuerdo con comprometerte a respetarla y darle un mayor control sobre las decisiones.