Inicio Sociedad 16 cosas que llevas haciendo mal toda tu vida

16 cosas que llevas haciendo mal toda tu vida

0
Compartir

El ser humano es un animal de costumbres. Hacemos algo porque pensamos que es la forma adecuada de hacerlo y, aunque luego sepamos que está mal hecho o que hay una forma más fácil de hacerlo, no lo arreglamos. Y es que es así, aceptémoslo, no nos gusta equivocarnos, por eso te traemos esta lista.

Nos despertamos, estamos un rato con el móvil mirando las redes sociales, nos levantamos, desayunamos y regresamos a la rutina de siempre. Y entre todas esas cosas que hacemos durante el día hay alguna que complicamos de sobremanera, tanto que pensamos: Podrían haberlo fabricado de otra forma, o algo por el estilo.

Hoy vengo a hablarte de varias cosas que hacemos mal durante el día, las cuales ni sabemos y que son, por lo visto, muy interesantes. ¿Alguna vez te habrías imaginado para qué sirven las chapas de la Coca-Cola? ¿No? Sigue leyendo que te voy a enseñar las puertas de la libertad.

1. Meter una llave en un llavero

Es una actividad un poco complicada. Yo al menos llevo toda mi vida maldiciendo a la persona que ha fabricado a las anillas de los llaveros por hacerlos tan duros e imposibles de abrir. Es difícil el hecho de meter una llave nueva a tu llavero, incluso más si te muerdes las uñas. No sé si a ti te pasará pero yo, sin casi uñas, me destrozo los dedos cada vez que intento sumar una llave a la anilla.

Pues en Me Asombro tenemos la solución para ti. Me he quedado sorprendida por la facilidad con la que podría haber metido mis llaves en un pasado. Sé que mis dedos, y mis dientes, porque todos hemos usado los dientes para abrir una anilla del infierno, a partir de ahora me lo agradecerán.

Sorprendente, ¿verdad? Sí, yo cuando lo vi pensé en los años y el tiempo malgastado intentando meter una llave en la anilla cuando era tan fácil como coger un quita-grapas y usarlo para abrirla.

2. Tu espejo es una hoja de papel

Típico de una película o una serie, escribir mensajes bonitos con una barra de labios en el espejo del baño, pero ¿y lo que ensucia eso? ¿Sabes lo difícil que es quitar eso después del espejo? O escribir con el dedo cuando está el espejo empañado, es horrible luego para limpiar porque se queda toda la marca.

Va a ser gracioso cuando sepas lo fácil que ha sido siempre escribir en el espejo cualquier cosa, ¡sólo con un simple rotulador de pizarra! Sí, así de fácil. Escribes y luego lo borras y es como si no hubiese nada escrito anteriormente. Otra cosa sorprendente, ¿verdad?

3. La chapa de la Coca-Cola

¿Alguna vez has puesto una pajita en un bote de Coca-Cola y se ha ido saliendo poco a poco? A mi me ponía de los nervios, porque a una que te descuidabas te llenabas enterita la ropa de Coca-Cola.

Fijo que has abierto toda tu vida la lata de Coca-Cola y no le has dado el uso que se merece a la chapita que mueves de un lado a otro. No debes arrancarla, ni quitarla. Pon uno de los agujeros de la chapa encima del saliente de la Coca-Cola y mete dentro la pajita. Verás como la magia actúa por si sola y la pajita no se mueve.

4. Enfriar una bebida

¿Alguna vez tenías una fiesta y no has podido enfrían las botellas a tiempo? Beber refrescos o cerveza caliente es un poco asqueroso, ¿verdad? Pues si metes una botella envuelta en papel en el congelador durante 15 minutos (sin pasarse porque puede estallar) tendrás la bebida fría que deseas.

5. Camisetas en un cajón

Colocar las camisetas en un cajón es algo muy complicado, sobre todo cuando quieres coger una de ellas y está abajo del todo, se descoloca todo el cajón con sólo mirarlo. Pero la solución es más fácil de lo que esperabas. Si colocas las camisetas como las ves en la foto te será mucho más fácil coger una y colocarlas después. Además las tendrás todas a la vista.

6. Comer Pringles

El bote de Pringles es otro de los inventos de un fabricante que, por lo visto, debe de odiar comer patatas, porque ha hecho un bote para coger patatas en el que o tienes un brazo muy fino o lo tienes difícil para coger las del fondo. Pero la solución es meter un papel y sacarlo a modo bandeja.

7. Pelar plátanos

No sé si te pasará, pero yo soy una de esas personas que no sabe pelar un plátano. Cuando me dispongo a ello lo dejo todo roto y aplastado, porque no me sale. Y es más fácil de lo que parece, ¡lo estamos abriendo al revés y no lo sabemos! Fíjate en la foto.

8. Tetrabricks

Esto es algo que te puede ayudar para servir o tomar los zumos, el tomate o algo por el estilo. Los botes tienen dos salientes pegados a los lados que puedes utilizar como asas para servirlo o tomarlo y te será mucho más fácil.

9. Los asas de las sartenes

¿Te has fijado en que en los asas de las sartenes y las ollas hay un agujero? No sirve para colgarlas, sirve para algo mucho más productivo. Cuando cocinamos siempre nos quedamos pensando dónde podríamos dejar la cuchara de madera que utilizamos para remover la comida sin manchar nada. Te damos la solución en la foto de aquí debajo, es más simple de lo que parece.

10. Alitas de pollo

Amamos comer alitas de pollo, sobretodo si tienen esa salsa tan rica y sabrosa que nos deja con ganas de más. Pero eso de pringarnos las manos y que las gotas nos lleguen hasta los codos no es algo que nos apasione. Pues la solución es tirar de los huesos por una parte y de la carne por otra, y así podrás disfrutar de un bocadito de pollo sin un sólo hueso.

11. Conservar un pastel

Cuando hacemos un bizcocho, una tarta o algún tipo de dulce, las primeras horas está delicioso, pero pasado un día se queda duro y ya no nos apetece tanto comérnoslo. Pues tenemos el truco para hacer que siga igual de fresco que al principio. Córtalo por la mitad de lado a lado y saca los cachos que te vayas a comer de esa forma, luego juntas ambas partes y se conserva mejor. Prueba y verás.

12. Funda para el móvil anti-agua

Nos solemos gastar mucho dinero en cosas que podemos suplantar por algo gratis que tenemos en casa, como es el caso de las fundas que utilizamos para que el móvil no se nos moje en la playa. Te voy a contar un secreto, puedes coger una bolsa hermética de plástico y usarla como funda, tiene el mismo uso que si compras una, pero esta es prácticamente gratis.

13. Cortar tomates

Cortar un tomate no es algo fácil que digamos, tiene sus complicaciones porque se nos resbala, es redondo, la piel puede estar muy dura, etc. Pero un truco que nunca falla es colocarlos entre dos platos como puedes observar en la foto, y cortar con el cuchillo los tomates pasando el filo por la rendija.

14. Los envases de la comida china

Cuando pedimos chino muchas veces utilizamos platos y no es necesario que lo hagamos. Si vas a un restaurante en el que la comida se sirve en cajas de cartón, lo único que tienes que hacer es desmontar la caja y usarla como plato. Y…¡fuera fregar platos innecesarios!

15. Polo de helado

¿Cuántas veces te has comido un polo y se te ha llenado toda la ropa del color del polo? No, no te voy a dar un truco para limpiar la ropa, es un truco para que no te manches. Si coges un envoltorio de una magdalena y lo enganchas al palo, olvídate de que las gotas te estorben cuando el polo se vaya derritiendo. Puedes comerlo con toda la tranquilidad del mundo y no pasar vergüenza cada vez que te comes uno.

16. Vino acuoso

Los amantes del vino verán la luz al final del túnel cuando lean esta, como he hecho yo. ¿Cuántas veces has puesto hielo al vino y se te han ido todas sus buenas propiedades cuando se ha deshecho? Pues la deliciosa solución a esto es sustituir el hielo por unas bonitas uvas congeladas. Interesante, ¿verdad?

¿Conocías alguno de estos trucos? Si tu respuesta es un no ya sabes como puedes hacer todas esas cosas que hacías mal. ¿Conoces alguna otra cosa que hacemos mal y no sabemos? Déjanoslo en los comentarios y comparte por todas tus redes sociales para que tus amigos y familiares aprendan a hacer las cosas bien.

Vía | providr

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here