Inicio Cultura Un policía es despedido por recrear una escena de una película

Un policía es despedido por recrear una escena de una película

Sólo quería ser el centro de atención

0
Compartir

Ser un policía sin duda alguna es algo peligroso, pero algunas veces se puede tornar algo aburrido, más que todo cuando están en su puesto de trabajo. Al menos que tengas un arma de fuego y veas un montón de películas o programas de televisión sobre policías arriesgando su vida.

El caso de un alguacil de la Florida, David Zipes, que estaba memorizando por mucho tiempo líneas de enfrentamientos de la policía de ficción, fue despedido después de hacer una imitación de una escena de película con las pistolas.

Zipes supuestamente sacó su arma de servicio y una pistola eléctrica en el estacionamiento de una subestación de Sheriff del Condado de Lake, justo el 16 de febrero. El hombre estaba recreando una escena de la película “Training Day”, donde el protagonista Denzel Washington, interpreta a un detective de narcóticos corrupto.

La escena que Zipes recreó, es cuando Washington frota dos armas de fuego y las cruza sobre la otra al enfrentarse a un sospechoso, además, en el informe de asuntos internos se informa que David había admitido que estaba recreando la escena.

Aparentemente el hombre sólo estaba tratando de “ser gracioso y encajar”, por lo que hizo la imitación ante al menos dos compañeros de trabajo y un aprendiz, los únicos testigos del incidente.

Zipes fue despedido el 21 de abril, pero cabe resaltar que llevaba trabajando en la agencia únicamente 16 meses.

Según los informes, él dijo que quería aligerar el ambiente, que sus intensiones en el incidente del 16 de febrero no eran malas, además, los investigadores dicen que quería ser el “centro de atención”.

Esta no era la primera vez que el hombre hacia una broma donde sacara su arma de fuego al estar en servicio, ya que también estaba siendo investigado por cuatro incidentes, como lo es el sacarle el arma a un repartidor de pizza, como una “broma”.

Es sorprendente como ese hombre llegó a tales extremos por su obsesión con las películas policiales, al parecer quería tener algo de emoción en su trabajo como en las tantas escenas que se sabía de memoria, no obstante, por lo menos nadie salió herido.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here