La publicación de este padre sobre su exmujer es un ejemplo para...

La publicación de este padre sobre su exmujer es un ejemplo para todos

El amor puede acabarse, pero las formas no deberían

0
Compartir

Muchas veces pasan cosas fuera de nuestro control, lo que puede confundirnos y entristecernos. Una de esas situaciones es el divorcio. Muchos no lo saben pero hay varias formas sencillas para arreglar un matrimonio, sin embargo, ese desconocimiento hace que finalmente algunos matrimonios terminen desistiendo y, finalmente, divorciándose.

Lamentablemente, los niños sufren mucho más que los padres, pues tienen que cargar con todo el aspecto emocional en sus pequeñas mentes. El tener un favorito u odiar a uno o incluso a los dos son consecuencias que se pueden esperar de esta situación que para algunos niños es traumática.

El problema está en que muchos padres ignoran esto, y sólo se divorcian sin ninguna advertencia para los pequeños, después únicamente se la pasan discutiendo del dinero la crianza y otros muchos aspectos. Y como todo se repite, muchos de esos niños inconscientemente tienen la idea de que el divorcio es correcto, el discutir y pelear por sus hijas está bien. Esto es algo que te entristece. Lo bueno es que aún hay que tener fe en la humanidad; ya que un padre ha hecho lo imposible.

Bill Flynn Gadbois, es un padre divorciado que vive en Estados Unidos, quien decidió sorprender a su exesposa en su cumpleaños llevando flores y cartas. Todo esto acompañado de sus hijos. Esto que parece imposible y tonto, tiene una razón mucho más importante que él; sus hijos. En una publicación para Facebook Flynn describió su caso:

“Hoy es el cumpleaños de mi exesposa, así que me levanté temprano y fui a comprar flores y cartas junto con un regalo de parte de los niños. Después les di de desayunar”.

“Hay muchas personas que me molestan preguntándome el porqué demonios sigo haciendo estas cosas para ella todo el tiempo. Me molesta muchos. Así que se los explicaré con gusto a todos ustedes”.

“Estoy criando a dos pequeños hombres que harán su vida en un futuro. El ejemplo que les estoy poniendo con su madre va a dar forma de manera muy significativa la forma en la que ven y tratan a las mujeres, lo que afectará la percepción que podrían tener de las relaciones –de buena manera–”.

“Creo que esto es muy importante, ya que no estamos casados. Así que si no estás modelando un buen comportamiento en tus hijos, los harás malas personas”.

“Piensa por encima de ti y de ella. ¡Esto es más grande que tú!”

“Elevar a las mujeres fuertes. Elevar a los hombres buenos. El mundo los necesita ahora más que nunca”.

Sin embargo, Gadbois, ha dicho que esto siempre ha sido fácil:

“No lo hicimos, así como si nos hubiera gustado regalarnos cosas después de nuestro divorcio. Tuvimos que desechar nuestras asperezas, y aprender varias lecciones en el camino, eso seguro”.

“Teníamos cosas por superar de ambos lados para poder poner nuestra porquería a un lado para centrarnos en los niños, en vez de nuestra propia ira y resentimiento. ¡No es fácil, pero se puede hacer!”

“Hemos trabajado mucho tiempo para establecer nuestros límites y encontrar formas de gestionar nuestras interacciones para que nuestros propios problemas se minimizan, o sino, dejarlos en casa para que no los supieran los niños”.

“Es un proceso continuo pero se puede ver una gran diferencia en la confianza, felicidad y seguridad de los niños desde que empezamos a trabajar en la mejora de su percepción y trabajamos conjuntamente, para que vieran que una vez que terminan una relación no es cuestión de pelear y discutir, sino de un acuerdo que lleve a más”.

Sin duda, necesitamos más padres como estos. Así, que ahora nos toca a nosotros seguir el ejemplo de este hombre.

No hay comentarios

Dejar una respuesta