El ser vivo más grande del planeta está oculto en su mayor...

El ser vivo más grande del planeta está oculto en su mayor parte

Además de ser muy grande y pesado, es muy viejo

0
Compartir

Es probable que alguna vez te hayas preguntado cuál sería el ser vivo más grande del planeta, y ya mismo sabrás que es incluso mucho más grande que una ballena azul, pero eso no es realmente lo sorprendente, puesto que, se trata de un ser vivo que a simple vista parece muy pequeño.

Conoce a Armillaria ostoyae, o por su apodo Humongous hongo, y sí, no estás leyendo mal, ¡se trata de un hongo!

Es un hongo comestible que se conoce también como: hongo miel. Esta especie es muy común en el oeste de EE.UU., además, es mucho más perjudicial de lo que crees, debido a que crece al alimentarse de las raíces de los árboles, logrando que mueran y se desintegren.

El organismo más grande fue encontrado en el Bosque Nacional Malheur, en las Montañas Blue (Oregón), donde cubre unos 8,9 kilómetros cuadrados de área, se estima que tenga un peso aproximado de 605 toneladas y tenga 2.400 años de antigüedad. Las cifran sin duda son algo muy asombroso.

Dicho hongo tiene una enorme red de raíces, las cuales reciben el nombre de micelios, que se impregnan bajo el suelo del bosque y atacan los vasos floemáticos (tejidos conductores de nutrientes) de los árboles, atravesando una gran distancia entre los árboles y la corteza en forma de rizomorfos negros (estructuras fúngicas con aspecto de raíces).

Por encima del suelo aparecen los hongos que logra producir alrededor de un año, los cuales son comunes que aparezcan en la base de los arboles infectados o que están recientemente muertos.

A continuación te mostramos un mapa que muestra el gran tamaño del Armillaria ostoyae, que se evidencia con el color rojo, mientras que los de color amarillo son menos gigantes.

Al encontrarse en esa zona boscosa hace que su crecimiento sea de un enorme tamaño progresivamente, claro que lamentablemente es a costa de unos pocos miles de acres de árboles.

Sí, es posible que no es el ser vivo que pensabas que podría ser, pero eso no le quita lo sorprendente, puesto que, ¿cómo te ibas a imaginar que se trataba de un hongo que mata árboles para crecer?