La emoción de una niña de 12 años que ayudó en el...

La emoción de una niña de 12 años que ayudó en el nacimiento de su hermano

No pudo contener la emoción y las lágrimas

0
Compartir

Cuando se ve nacer a un ser especial es una vivencia muy maravillosa y digna de recordar para siempre, aunque para una niña de tan sólo 12 años debe ser un momento demasiado extraordinario, sobre todo si es ella misma la que ayudó en el parto de su madre.

La señora Dede Carraway, dijo que su hija mayor, Jacee, desde hace 18 meses, cuando estaba por nacer el segundo hijo de la mujer, quería ayudar en el nacimiento, sin embargo, Dede y su esposo Zack pensaron que era muy pequeña para poder hacerlo en ese entonces. Y Jacee después de saber que venía en camino otro hermanito, volvió a pedirle a sus padres ser parte del proceso de parto.

Los padres de la niña sabiendo que sería el último hijo que tendrían, decidieron concederle a la niña lo que tanto anhelaba, viéndolo como una especie de aprendizaje para la niña sobre el milagro de dar a luz.

Dede, cuando estaba preparándose para dar a luz hace unos días, el médico que se encontraba a cargo, Walter Wolfe, se percató que la hija mayor observaba detenidamente a su madre a punto de dar a luz a su lado. Posteriormente, Wolfe le preguntó a la pequeña que si quería ayudarle, enseguida Jacee aceptó algo nerviosa y se colocó una bata azul junto a unos guantes.

En todo el proceso de parto la niña fue asistida por el médico, pero en el momento que su hermanito salió a la luz, la niña no pudo contener las lágrimas y la emoción de dicha experiencia tan hermosa. Incluso fue ella quien cortó el cordón umbilical, y la madre después de esa gran vivencia dijo:

“Ni siquiera sé si hay palabras para describir cómo se sentía”.

Las fotografías que capturaron las expresiones de la niña se han vuelto virales, robándose el corazón de muchísimas personas, pues consideran que Jacee ha sido muy fuerte y valiente para ayudar a su madre.

Sin embargo, hay personas que no están muy contentas por la decisión de los padres de Jacee, pues piensan que no debieron permitirle estar en un momento como ese, porque podría quedar traumatizada. Aunque la mayoría de las personas lo vieron de una manera muy agradable y emocionante, porque a través de las imágenes se puede ver la alegría inmensa de la niña de 12 años.

Estamos seguros que será una experiencia que Jacee no podrá olvidar jamás, además, su hermanito podrá decir cuando esté más grande que tuvo la dicha de que su hermana mayor lo ayudara a venir al mundo, incluso la madre ha expresado lo feliz y orgullosa que está de tener la dicha de vivir una situación tan fascinante.