Este perro policía es tan amigable que le han tenido que buscar...

Este perro policía es tan amigable que le han tenido que buscar otro trabajo

Ahora sí va a disfrutar de su trabajo

0
Compartir

Cuando se piensa que un perro va a entrar al entrenamiento para ser parte de la policía, se cree que siempre el adiestramiento funciona, pero eso no es así, y un vivo ejemplo es Gavel, un pastor alemán destinado a una carrera policial, que al tener tan sólo meses ya aparecía en sus primeras fotografías junto al Gobernador de Queensland (Australia), Paul de Jersey, junto a muchas personas que estaban siendo condecoradas.

En abril de 2016, el cachorro ingresó con seis semanas a las fuerzas policiales de Queensland, consignado a un programa de entrenamiento para una buena formación, con el objetivo de que se volviera un perro policía.

No obstante, al pasar su primera noche en la Academia de Servicio Policial de Queensland, no se veía nada feliz y estaba muy desanimado, según se puede ver en una foro publicada por la página del gobernador local, donde constantemente montan fotografías de él.

Gevel está emparentado con cinco perros que son policías activos todavía, pero desde que llegó sólo prefiere correr por todos lados, jugar con pelotas y que lo acaricien, algo que no tiene nada que ver con perseguir criminales y olfatear explosivos, según The Bible.

El gran encanto y simpatía del perro fueron mucho más fuertes, o sea que no logró cumplir con las exigencias de la Academia, por lo cual fue destinado a otra misión acorde a su personalidad. En febrero de este mismo año, Gavel firmó un “contrato oficial” para ser perro de ceremonias del Estado.

Desde entonces la misión del adorable perro es saludar a todas las personas que lleguen a la Casa de Gobierno de Queensland, asistir a ceremonias formales con el gobernador y concurrir en reuniones informativas, como ya se ha visto en muchas fotos publicadas en Facebook y donde se le ve muy contento.

Sin duda, se trata de un perro muy adorable y es reconfortante que le hayan conseguido un trabajo que vaya con su forma de ser, sin tener que implantarle a la fuerza como debe comportarse. Además, estamos seguros que en su nuevo puesto podrá disfrutar muchísimo con el amor que le darán constantemente.

¿Qué te parece la historia de Gavel?