Inicio Arte Abandona un vestido en el Mar Muerto durante 2 años para hacer...

Abandona un vestido en el Mar Muerto durante 2 años para hacer una obra de arte

El aspecto del vestido al final del proceso de cristalización de sal es asombroso

0
Compartir

Hay artistas que hacen cosas extraordinarias para crear una asombrosa obra de arte, como fue el caso de Sigalit Landau, un israelí que dejó sumergido un vestido negro en el Mar Muerto durante 2 años, para que de ese modo fuera adquiriendo un aspecto fantasioso y espectacular.

Sigalit, desde hace años deja en el Mar Muerto algunos objetos para que se cristalicen en sal, debido a que es un lugar donde los niveles de salinidad son muy altos y por eso no hay vida en él, excepto por algunos microorganismos y las artemias (género de crustáceos). Además, los objetos más pesados pueden flotar en ese mar con mucha facilidad, porque la densidad del agua es muy elevada.

Obviamente el vestido no fue dejado flotando a la deriva, sino que lo sujetaron debidamente para que permaneciera en un mismo lugar. Igualmente, cada tres meses Landau fotografiaba el vestido para capturar el proceso de cristalización, tomando en total 8 fotografías donde se podía apreciar cómo se formaba una capa de sal cristalizada sobre la prenda.

El vestido negro fue sumergido en 2014, lo sacaron en el 2016 y el cambio que sufrió fue sorprendente, porque estaba completamente blanco, brillante y cristalizado. Incluso, el artista admira muchísimo esas aguas tan saladas que considera lo siguiente:

“Sumergirse en el Mar Muerto es como visitar otro planeta”.

Asimismo, es importante resaltar que la inspiración del proyecto artístico de Sigalit, titulado “La novia de sal”, fue por una obra de teatro de 1916 de S. Ansky, donde la protagonista es poseída por el espíritu de su amante muerto. Así pues, el vestido sumergido en el Mar Muerto era una réplica del que usaron en la obra teatral de hace muchísimos años.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here