Inicio Cultura Una modelo podría ir a la cárcel 3 años por esta sesión...

Una modelo podría ir a la cárcel 3 años por esta sesión de fotos

Muchos no están de acuerdo con las sanciones que pueden pagar los responsables de la sesión fotográfica

0
Compartir

En Rusia, una modelo, los fotógrafos y los editores de la revista “Sovet da lyubov”, decidieron hacer una sesión de fotos en lo que les parecía una iglesia abandonada y sin actividad alguna, pues la estructura está muy deteriorada y parece que no es visitada por ninguna persona. No obstante, jamás imaginaron que las consecuencias serían tan graves.

La sesión fotográfica consistía en que la modelo Ksenia Kalugina, de 23 años de edad, posara con un vestido nupcial medio transparente que dejaba ver la lencería reveladora, siempre dentro de la edificación de la iglesia ortodoxa abandonada y prácticamente en ruinas.

Algunos creyentes se quejaron por lo que hicieron, debido a que la iglesia todavía mantiene servicios ocasionales y porque es un pecado que la modelo no tuviera velo o bufanda, además de cómo estaba “vestida” y lo mucho que se sentían ofendidos.

Ahora, todas las personas que estuvieron involucradas en esa sesión fotográfica pueden ser sentenciadas a tres años de prisión. Pues según el Comité de investigación de Rusia (algo parecido al FBI), comenzará una investigación sobre el rodaje, valiéndose en las leyes que según el Kremlin (conjunto de edificios civiles y religiosos ubicado en el corazón de Moscú), buscan sancionar a las personas que menosprecien a la sociedad y tengan intenciones de ofender a los creyentes religiosos.

Así pues, el castigo puede ser de un año, pero si el delito es cometido dentro de un sitio de donde realice la celebración del culto, la pena puede ser de hasta tres años en prisión, lo que pueden pagar la modelo y los demás participantes de la sesión de fotos.

Por otro lado, la revista después de ver el gran problema que causaron las fotografías, decidió publicar una disculpa a todos los ofendidos, pues ellos no tenían la “intención de ofender los sentimientos religiosos de los creyentes”. Además, el edificio construido en el año 1897, fue visto como abandonado y no como una iglesia activa.

Incluso el padre Vladimir, secretario de la eparquía (jurisdicción territorial bajo la autoridad de un obispo), de una región mayoritariamente musulmana (Kazán-Tatarstán), expresó su descontento con lo acontecido en la iglesia al decir que era “inaceptable independientemente de que la iglesia esté activa o medio arruinada”.

Sin embargo, hace poco la modelo Ksenia se casó, pero en vez de hacerlo en una iglesia, el lugar de la ceremonia fue en un bosque. Asimismo, hay muchas personas que consideran absurda la acusación contra el grupo de personas que realizaron la sesión de fotos, como la crítica Svetlana Maslova al decir: “No hay nada ofensivo en las fotografías”.

También la edición rusa de Maxim Online dijo: “Esperamos sinceramente que el sentido común prevalezca y que Ksenia – junto con el editor de la revista, fotógrafo y estilista – no sean quemados en el fuego”. Y así, son muchas las opiniones de que no había nada malo en la sesión y otras sobre la gran ofensa hacia los creyentes, pero, ¿qué piensas tú sobre las fotos y las consecuencias que causó?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here