Inicio Cultura Por qué nunca jamás deberías usar bastoncillos en tus oídos

Por qué nunca jamás deberías usar bastoncillos en tus oídos

La cera cumple un papel muy importante de protección

0
Compartir

Es normal que para nuestro aseo personal usemos bastoncillos para limpiar los oídos, aunque a veces se utilizan para calmar la picazón insoportable, sin embargo, ese simple gesto puede resultar muy perjudicial para la salud auditiva.

Primeramente, en el conducto auditivo externo hay cera o cerumen y tiene una gran importancia en la defensa de los oídos contra agentes nocivos, pues garantiza que no entre polvo y suciedad en el tímpano, lo que quiere decir que cumple una función antibacteriana y lubricante.

Así pues, las consecuencias de eliminar completamente la cera de los oídos pueden ser muy dañinas, por ejemplo, impediría que cumpla su función protectora de posibles infecciones. También, si tomamos en cuenta que el bastoncillo de algodón puede empujar más la cera hacia el final del canal auditivo, existe la posibilidad de que el cerumen pueda contener virus y hongos acumulados, lo que causaría un dolor de oído o infecciones.

En algunos casos, es posible que se sientan los oídos húmedos o cómo si hubiese agua dentro de ellos, pero es debido a que el cerumen es capaz de evitar que el agua ingrese y si no está presente en el canal auditivo, el agua no podría salir con facilidad o evaporarse, causando una sensación molesta.

Las personas al usar con demasiada frecuencia los bastoncillos de algodón para limpiar los oídos o cuando introducen algo más en ellos, como los dedos, es posible que raspen alrededor y causen la picazón que tanto molesta. Y en ocasiones lamentables, es posible que lleguen a romper el tímpano, y si es muy severa la perforación puede que cause una parálisis facial y vértigo.

Por tales motivos, es mejor ir a un médico u otorrinolaringólogo (especialista en oído, nariz y garganta), para que te indique qué debes hacer exactamente o para ayudarte en alguna molestia como la hinchazón, picazón, obstrucción o irritación de oído.

Ahora, conociendo la función protectora que tiene la cera de los oídos y las consecuencias de su remoción, quizás ya tengas en mente que jamás deberías usar los bastoncillos en tus oídos, o por lo menos no para la parte del canal auditivo, sino en la parte del borde exterior de la oreja.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here