Inicio Sociedad 8 trucos culinarios que harán tu vida mucho más fácil

8 trucos culinarios que harán tu vida mucho más fácil

¡Ya no más comida salada!

0
Compartir

Muchos de nosotros podemos ser un desastre en la cocina, así que muchas veces necesitamos algunos consejos para que la comida nos quede mejor.

Es por eso que existen los denominados trucos culinarios, que llegan a darnos una pequeña ayuda.

Esta vez, gracias a expertos en cocina y chefs profesionales que han recopilado algunos consejos, te traemos los 8 trucos culinarios que te facilitarán la vida, ya que aunque existen utensilios de comida que nos pueden ayudar, algunos trucos no nos vienen mal.

Cortar los filetes

Cuando tenemos poca experiencia en cocina, cortar las porciones adecuadas de filetes puede ser un completo reto a nuestra paciencia. Pues bien, con sólo congelar el trozo de carne una hora antes de preparar la comida, todo será más fácil, ya que la carne estará más firme.

Evita que el pescado se pegue

Aunque el pescado es un alimento con grandes cantidades de nutrientes para nuestro cuerpo, en manos inexpertas, puede ser un completo desastre, ya que se tiende a pegar. Así que los expertos recomiendan cortar rodajas de limón y ponerlas en la superficie donde se pegue el pescado. No sólo evitarás que tu comida se convierta en un desastre, sino que tendrá un mejor sabor y olor.

¡Qué no se hunda la fruta!

Existe un problema cuando preparamos tarta de fruta, los trocitos de la fruta muchas veces se queda en el fondo de la tarta cuando terminamos de hornear. Así que lo correcto es rebozar los trozos de fruta y colocalos en el lugar exacto que quieres que tomen en la tarta.

Con este simple truco la fruta quedará distribuida a tu gusto y no se hundirá en la mezcla.

Pizza recalentada

La Pizza es la comida preferida de muchos, debido a esto es común comprarla en cantidades grandes. Por lo que lo más razonable sería calentarla en el horno de microondas una vez queramos más, pero este es un error, ya que cambia su textura, olor, y, algunas veces, su sabor.

La alternativa correcta es calentarla en un sartén, no será tan rápido como en el microondas, pero quedará mejor y la tendrás a tu gusto.

Pela el ajo

Para quitarle la cáscara a los ajos, sólo introducelos en un frasco de vidrio con tapa, sacudelo algunas veces y verás como se peleará ante tus ojos. Nada de perder el tiempo y quedarte con el desagradable olor en tus manos.

Recasta los platillos con mucha sal

Seguramente te ha pasado que por algún error te has pasado de sal en la comida. Esto muchas veces equivale a tirarla a la basura, ya que se convierte en incomible.

Sin embargo, puedes salvar tu comida con sólo añadir unos trozos de patata cruda a la comida en cuestión y ponerla a fuego lento unos 15 minutos. La patata absorberá, pasado ese tiempo, el exceso de sal dejando tu platillo comestible otra vez.

Las galletas siempre frescas

A todos nos encantan las galletas recién hechas, tanto que muchas veces las almacenamos para que duren algunos días, sin embargo, una vez salidas del horno, este postre va perdiendo su frescura y, con ello. su sabor y textura que tanto nos agradan.

Para evitar esto, añade un trozo de manzana en el recipiente donde guardes tus galletas. La manzana no sobrevivirá, pero dará su vida por las galletas.

La mantequilla dura

Muchos alimentos llevan un poco de mantequilla para añadirle sabor u olor, no obstante, ya que se guarda en el frigorífico, se suele poner dura la barra, por lo que es difícil de utilizar. Así que si no puedes esperar a que se ablande, puedes tomar un vaso de vidrio caliente y rodear la barra de mantequilla. Así obtendrás la consistencia necesaria para que la uses como prefieras.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here