Inicio Tecnología «Ponemos microchips a nuestras mascotas, ¿por qué no a nuestros hijos?»

«Ponemos microchips a nuestras mascotas, ¿por qué no a nuestros hijos?»

0
Compartir

La pesadilla de toda madre en un lugar abarrotado de gente es perder a su hijo. Y esto fue lo que le pasó a la madre de Merry. Pero ese mal sueño le llevó a inventar algo que está cambiando las vidas de madres de todo el mundo.

Te recomendamos: Los remedios caseros que pueden poner en peligro la vida de los niños

Cuando preguntan a la inventora en el DailyMail, Christy, cómo se le ocurrió la idea, siempre responde lo mismo: Colocamos microchips a nuestras mascotas, ¿por qué no a nuestros hijos?

Si bien es cierto que dicha afirmación al principio es chocante, debido a la comparación de un hijo con una mascota, rápidamente Christy aclara que su hijo es lo más importante para ella en el mundo y que no soportaría volver a perderlo.

Explica que hace dos años estaba en un supermercado lleno de gente y de repente, se dio cuenta de que no veía por ningún lado a su hijo. Empezó a entrar en pánico, dándose cuenta de que aunque una buena persona encontrara a su hijo, esta no sabría cómo contactar con ella.

Afortunadamente, diez minutos después, su hijo fue encontrado y todo quedó solamente en un mal trago. Pero en vez de dejarlo así, Christy comenzó a pensar en posibles soluciones por si esto volviese a ocurrir o para cualquier otra madre del mundo en una situación similar. Y así es como nació Kidstrapp.

Kidstrapp es una pulsera de plástico escaneable en la que están escritas las instrucciones sobre cómo contactar con el padre/madre o tutor. El procedimiento es sencillo: 1. Descargar la app que se indica en la pulsera. 2. Escanear con dicha app el código QR que tiene Kidstrapp.

Una vez hecho este sencillo procedimiento, los padres serán notificados automáticamente y un punto de encuentro será acordado entre la persona que ha encontrado al niño y los padres para así recoger el niño a salvo.

Te puede interesar: El invento que eliminará los problemas de los niños en los aviones

Es cierto que su idea no ha sido exclusiva y que otras personas/empresas también han hecho ideas similares, desde pulseras parecidas a Kidstrapp a objetos más complejos cómo relojes (o sus versiones inteligentes: smartwatches). Los precios y utilidades de estos productos varían mucho, cómo recopilan en Wareable y en SafeWise.

Van desde el más barato (que es concretamente la pulsera de Christy, por 3 dólares) a otros productos mucho más caros y completos como HereO (una especie de smartwatch con GPS integrado, por 199 dólares) o TinyTell (que es una versión mejorada de Kidstrapp, puesto que pulsando el botón que esta incluye, llama directamente a los padres y pueden comunicarse a través de la pulsera, por 149 dólares).

Una vez más, vemos que entre el ingenio de las personas y la ayuda de la tecnología, surgen soluciones para absolutamente cualquier problema que se te ocurra.

¿Y tú? ¿Usarías o usas algunos de estos productos o alguno similar?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here