Inicio Naturaleza La razón por la que nunca verás un tiburón blanco en un...

La razón por la que nunca verás un tiburón blanco en un acuario

En Japón un tiburón blanco en cautiverio murió a los tres días de su llegada

0
Compartir

Muchos acuarios en todo el mundo han tenido a tiburones blancos en cautiverio, sin embargo, hay una razón muy importante por la cual no duran mucho esos animales encerrados en una caja de cristal, incluso si el centro posee muchos recursos para su mantenimiento y cuidados especiales no llegan a sobrevivir.

La razón por la que nunca verás un tiburón blanco en un acuario es porque mueren a los pocos días de estar en cautiverio, debido a que son animales que nadan rápidamente en el mar abierto y recorren constantemente distancias muy largas, o sea que no se mantienen en un sitio por mucho tiempo.

Así pues, los tiburones blancos respiran mientras nadan y a veces el espacio en el acuario no es suficiente, además, si fuese muy grande el espacio que alberga el animal, normalmente llegan heridos por la captura y no se terminan de sanar, algo que hace más rápida su muerte.

Por otro lado, si tenemos en cuenta que los tiburones blancos poseen un sentido de electrorecepción, capaz de hacer que se ubiquen y capten los campos eléctricos de los objetos y animales, es posible que se vea afectado por las pequeñas cargas eléctricas que generan los cristales, algo que los desorientaría y no podrían percibir los vidrios, ocasionando que se golpeen constantemente contra ellos y se lastimen.

Incluso es muy extraño que un tiburón blanco dure más de una semana en cautiverio. Un claro ejemplo de eso paso en un acuario de Japón donde llevaron un tiburón blanco macho de 3,5 metros de largo, pero lamentablemente murió después de tres días. Y aunque lo más lógico es que los acuarios desistan en capturar a esos animales, todo parece indicar que lo seguirán haciendo pese a los contundentes casos en el mundo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here