Inicio Tecnología Los asistentes a una feria de electrónica agreden a un robot sexual

Los asistentes a una feria de electrónica agreden a un robot sexual

La muñeca sexual tuvo que ser enviada a Barcelona para que la repararan por los daños causados

0
Compartir

El mercado de las muñecas sexuales de aspecto realista ha ido mejorando considerablemente, sobre todo porque el experto catalán en bionanotecnología, Sergi Santos, creó a Samantha, la primera muñeca sexual con inteligencia artificial.

Hace unos días, Samantha fue la atracción estrella del Ars Electrónica Festival de Linz, Austria, donde se encontraba caminando y hablando con los visitantes, porque tiene un microprocesador en la cabeza que le permite interactuar con las personas de manera familiar, romántico y sexual.

No obstante, Samantha no ha tenido una buena experiencia en ese festival, ya que unos visitantes se abalanzaron hacía la muñeca y la maltrataron mientras tocaban sus pechos, los brazos y las piernas, causando que se rompieran. Además, su creador ha dicho que se encontraba muy sucia y tenía un par de dedos rotos, así que tuvieron que enviarla a Barcelona para que la repararan.

Santos expresó que trataron como unos bárbaros al robot sexual que cuesta exactamente 3.382 euros, pero aseguró que Samantha es resistente y la repararan pronto. Además, su microprocesador no se vio afectado y es algo muy positivo.

Por otro lado, cabe resaltar que el chip permite que note cuando es tocada, incluso es capaz de llegar al orgasmo si es estimulada correctamente, aunque las zonas que responden a los estímulos son los pechos, el punto G y la boca.

Su creador tiene como objetivo que no sólo se interesen en tener relaciones sexuales con ella, sino que se puedan enamorar de Samantha, pues según su programación debe sentir un acercamiento sentimental primero para poder tener relaciones sexuales.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here