Inicio Sociedad Una instagramer confiesa el lado más duro de su profesión

Una instagramer confiesa el lado más duro de su profesión

0
Compartir

Instagram se ha convertido en la red social de fotografías por excelencia. En la plataforma, muchas personas vieron la oportunidad de compartir sus momentos y lanzarse en un viaje por el mundo, pero algunas de ellas, lograron un éxito rotundo en la red social, lo que los ha convertido en un éxito.

A estas personas se les llama influencers y como su nombre lo indica, son personas muy influyentes en las redes sociales, a las que se les paga por eso, publicar cosas particulares en las redes sociales, por ejemplo en Instagram, alojarse en un hotel para calificarlo y hacerle publicidad.

Así parece un camino de rosas, pagándote por viajar y en pocas palabras, vivir en unas vacaciones perpetuas. Pero lo que muchos desconocen es que existe un lado que casi nadie ve de este trabajo, y Nicola Easterby, ha querido hablar sobre la parte mala de su trabajo. En una entrevista para News.com.au, Nicola ha querido decir unas palabras muy reveladoras de su profesión, que harán preguntarte si en realidad es el trabajo soñado que todos imaginan.

Su vida en Instagram comenzó cuando estaba en la universidad, pero no se sentía conforme con lo que estaba haciendo. Así que en un cambio de 360 grados en su vida, ella decidió ir de viaje a 46 países, en cinco continentes; lo que ella encantada compartió por su cuenta de Instagram.

En sus fotos, Nicola se veía muy feliz, pero como ella reveló, fue el momento más aterrador de su vida. Una vez terminó su primera gran travesía, se había vuelto famosa, pero no todo era como ella pensaba, sino que se convirtió en una gran lección de que “conseguir lo que quieres es más difícil de lo que parece”.

"Be brave and courageous. Do not be afraid or discouraged, for the Lord your God will be with you wherever you go." – Joshua 1:9 💙🙏🏼

Una publicación compartida de Nicola Easterby 🇦🇺✈️ (@polkadotpassport) el

Al principio ella no tenía tanto dinero para viajar, por lo que país que visitaba, país en el que trabajaba para volver a tomar un avión hacia su propia destino. Mientras tanto, Instagram ya le daba un poco de ingresos, pero no era nada, por lo que trabajar era obligatorio.

“La cantidad de trabajo que hay que hacer al principio es increíble, es muy duro. En mi caso, pasé dos años viajando antes de que me llegara una oportunidad para ganarme la vida con Instagram”.

Por cuestiones de suerte, una agencia de viajes vió sus fotos en Instagram y eligió algunas para ser parte de sus promociones. Lo buenos es que detrás de esa oportunidad llegó otra y después otras, al punto de que, en la actualidad, diario tiene una propuesta de trabajo, convirtiéndose en una de las influencers más cotizadas por las marcas.

That's a wrap #Tomorrowland2017! So many highlights from the weekend- non-stop dancing & shenanigans with my partner in crime @emilyisblossoming, experiencing the epic @vegas B-eat sessions, hearing some great DJ sets (even if I am now slightly deaf as a result) and meeting/ hanging out with some fabulous people (like @heleneinbetween, @mrgeorgebenson & @nmattera) 🙌🏼 ••• I have to say that over and above the insane stages, music & atmosphere, the most incredible part of the weekend was seeing people from all over the world coming together, united as one. No judgment, no prejudice, just pure love… The way the world should be all day, everyday, and not just at a music festival! 🌎🦋💙

Una publicación compartida de Nicola Easterby 🇦🇺✈️ (@polkadotpassport) el

Ahora se está tomando unas vacaciones de sus vacaciones; regresó a su casa en Australia y lo único que quiere es descansar un tiempo antes de volver a empacar sus maletas de nuevo.

“Ser famosa en Instagram no te hace millonaria, ahora mismo estoy compartiendo la casa con otras cinco personas. No me puedo dar el lujo de comprarme muchas cosas”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here