Inicio Cultura Así murió Lucy, nuestra antepasada más antigua

Así murió Lucy, nuestra antepasada más antigua

0
Compartir

¿Has sentido alguna vez curiosidad por cómo murió nuestro famoso ancestro Lucy? ¿Sabes quién es Lucy? ¿Has oído hablar de este antepasado tuyo y de todos los que te rodean?

Lucy, posiblemente nuestro ancestro más famoso (y fosilizado), murió lo más probable por caerse de un árbol, al menos eso es lo que desvela un estudio nuevo.

El estudio, llevado a cabo en la Universidad de Texas, ha descubierto que el húmero derecho de Lucy estaba fracturado de una forma inusual, una forma que no es para nada común en los fósiles encontrados.

El líder del estudio, John Kappelman, profesor de antropología y geología en UT Austin, descubrió que la fractura del fósil era pronunciada y afilada, con pequeños fragmentos del hueso desperdigados.

Es posible que ya sepas que Lucy es el nombre que se le dio a un conjunto de cientos de huesos que componían en torno al 40% del esqueleto de un Australopithecus Afarensis, hembra y de 3,18 millones de años de antigüedad.

Este esqueleto fue originalmente descubierto en Etiopía por el paleontólogo Donald Johanson y el estudiante Tom Gray. Era un bípedo terrestre capaz de andar a dos pies, y ha sido muy debatido si Lucy y su especie podían (y si además de poder, lo hacían) trepar árboles.

El propio Kappelman explica: “Es irónico que este fósil, en mitad del debate sobre el rol de los árboles en la evolución humana, probablemente muriese debido a las heridas sufridas al caerse de un árbol”.

Pero ahora, gracias al avance tecnológico, el cuerpo de la famosa Lucy ha sido escaneado con un nuevo sistema de rayos X de alta resolución proporcionado por la universidad de Austin (Texas). Este escáner es capaz de analizar fósiles a través de cuerpos sólidos, incluso de rocas.

Los investigadores (en este caso Richard Ketcham, un científico y geólogo así como líder del estudio) explican a Vice que al escanear el cuerpo de Lucy no estaban buscando la causa de su muerte*, simplemente querían descubrir cómo había sido su vida.

“Pero incluso la muerte de Lucy arroja algo de luz sobre cómo era su vida, específicamente verifica que su especie pasaba tiempo en los árboles.”

Las fracturas de los huesos de Lucy, tras los escaneos, son debido al impacto con el suelo tras caerse de un árbol, golpeando con su hombro y creando una marca muy singular en su húmero.

El doctor Stephen Pearce, cirujano ortopédico en la clínica Bone and Joint (en Austin) usó un modelo 3D impreso de Lucy para confirmar que esta fractura fue lo que se conoce como “fractura en cuatro partes” del húmero, provocada por la caída de Lucy desde cierta altura y resultando en su brazo roto.

También había otras pequeñas fracturas por todo el esqueleto de Lucy, como apunta Kappelman, menos graves, pero todas demostrando aun más la teoría de la caída del árbol. Además, como estas fracturas no parecían haberse curado, es muy probable que Lucy muriese en algún momento cercano a la caída desde el árbol, caída que posiblemente ocurrió a una velocidad en torno a 56 km/h desde una altura de 12 metros.

“Cuando vi las fracturas por todo el cuerpo de Lucy, la imagen de ella tendida en el suelo me vino a la mente e inmediatamente tuve un sentimiento de empatía a través del tiempo y el espacio” — cuenta Kappelman.

“Lucy no era ya más una simple caja de huesos fosilizados, ahora era un individuo real que había sufrido una muerte dolorosa.”

“Era un pequeño cuerpo roto que había estado tendido incapaz de moverse y sin ayuda, al pie de un árbol.”

¿Qué te parece este descubrimiento? ¿Te esperabas una muerte de este tipo en nuestro ancestro?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here