Inicio Sociedad Un inocente gesto en un bar lo manda a la cárcel

Un inocente gesto en un bar lo manda a la cárcel

0
Compartir

Los padres de un hombre británico arrestado en Dubai por tocar a un hombre en la cadera han hablado sobre sus temores acerca de la posible (y larga) estancia de su hijo en la cárcel.

Jamie Harron, un electricista británico de 27 años, pensaba que iba a ser encarcelado unos 30 días el domingo, pero entonces se enteró de que la duración se había cambiado en el último minuto.

Ahora, él está ante una posible sentencia que le condenará a 3 años entre rejas por indecencia pública.

Hablando sobre su situación, Jamie declaró al DailyMail:

“Esto me ha dejado roto de forma económica.”

Sus propios padres también han comentado como todo esto les impide incluso dormir por la preocupación y los problemas económicos que les está produciendo para tratar de salvar a su hijo de esta condena.

Su madre (Patricia) y su padre (Graham) declararon:

“No hemos sido capaces de relajarnos en ningún momento. Nunca habríamos podido imaginar que nos podría ocurrir una situación así.”

“No podemos creer que esta pesadilla se haya prolongado más de tres meses. Jamie es un buen chico. Él nunca ha estado en problemas ni los ha provocado”.

“Somos una familia muy unida y esto nos está matando, sólo con pensar en que pase incluso tres noches en la cárcel ya es horrible, no queremos ni pensar en tres años.” — explican.

La familia explica que todos sus ahorros han sido usados en este juicio, que hasta ahora les ha costado alrededor de 32.000 libras (unos 36.000 euros).

Jamie también comenta: “Todo esto está siendo una horrible pesadilla y no tengo ni idea de cómo terminará. Creí que estaba todo solucionado y ahora todo ha vuelto a empezar, incluso peor.”

“Soy afortunado por tener amigos con los que quedarme, pero ahora estoy endeudado por las fianzas legales”

Todo comenzó cuando Jamie y sus amigos pidieron su primera bebida y se fijaron en que un hombre jordano les estaba mirando con una actitud agresiva.

Decidieron irse de allí para evitar cualquier problema, pero Jamie tenía que pasar por delante del hombre para poder salir y al estar todo lleno de gente, colocó su mano en la cintura del hombre para asegurarse de pasar sin tirar las bebidas.

Tras esto, el hombre se volvió muy agresivo hasta que la policía llegó y comenzó a señalar a Jamie y a acusarle.

El hombre, sus amigos y la policía hablaron todos en árabe mientras que de vez en cuando dicho hombre le gritaba a Jamie en inglés:

“Has estado bebiendo y me has tocado de forma inapropiada. Voy a hacer que te deporten, ¿acaso sabes quién soy yo?”

Los policías pidieron a Mr. Harron que se disculpara por lo que hizo, pero al denunciante no le pareció suficiente y exigió a los policías arrestarle.

Tras unos días en prisión, días en los que no le fue permitido ni lavarse ni limpiarse los dientes, le informaron que había sido condenado por beber alcohol y por indecencias públicas.

Al parecer, los turistas que consuman alcohol en zonas autorizadas pueden ser detenidos por tener alcohol en su sangre. Muchos turistas no saben de esta “trampa” por lo que muchos son detenidos debido a la aplicación de esta ley tan contradictoria.

Explican los abogados también que:

“Este es otro ejemplo de lo vulnerables que son los turistas a ser retenidos y detenidos en Dubai y cómo de poco fiables son sus procesos judiciales”

Los abogados de Jamie informan de que si finalmente es sentenciado a prisión, puede sufrir violaciones de los derechos humanos y torturas. El propio English High Court ha intentando la extradición por el gran riesgo de pruebas injustas y torturas, pero el gobierno británico ha rechazado dicha petición, posiblemente debido a las relaciones financieras y diplomáticas que mantiene con este país.

¿Qué opinas de todo esto? ¿Crees que Jamie podrá salvarse de esta detención?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here