Inicio Geografía La mayoría de los nombres de los países provienen de una de...

La mayoría de los nombres de los países provienen de una de estas cuatro cosas

0
Compartir

Seguramente cuando los grandes mandatarios hablan de sus países, enarbolando su patriotismo a lo más alto –como buena autoridad– no tienen muy en cuenta de dónde proviene el nombre que les llena la boca y discursos. Como buenos curiosos, husmeando por la red hemos encontrado un artículo donde detallan la etimología de la gran mayoría de nombres de países. ¿Quieres verlo?

Esta investigación nos ha revelado que la gran mayoría de los nombres de países pueden dividirse en cuatro categorías:

  • Por un nombre de tribu asentada en la zona
  • Debido a características de la región
  • Tienen un nombre que describe el país
  • Por una personalidad importante

Para realizar este estudio, la publicación que comentábamos anteriormente se basó en un libro llamado Oxford Concise Dictionary of World Place-Names, de John Everett-Heath.

Hay que tener en cuenta que buscar el origen de los nombres es un trabajo laborioso, ya que generalmente no hay referencias exactas, y no siempre es buena idea creernos a pies juntillas las leyendas que pululan por ahí.

Dicho esto, pasemos a detallar con ejemplos los tipos de orígenes que hemos comentado antes.

Países con nombres de tribus antiguas

Seguramente aquí la gran mayoría conocerá el ejemplo que mejor puede escenificar este origen: el nombre de Francia viene de los francos, una tribu germánica occidental.

Asimismo, Suiza obtiene su nombre de Schwyz, la capital del cantón del mismo nombre que fue fundada por el pueblo alamán cuando todo aquello era campo.

Debido a una característica de la región

Aproximadamente uno de cada cuatro países en el mundo obtienen su nombre por un aspecto de la tierra.

Argelia obtiene su nombre de Argel, su capital, que en árabe significa “las islas”. Este nombre describía la bahía de la ciudad, que tiempo atrás tuvo unas pequeñas islas.

Islandia también cuenta con un curioso origen de su nombre. Este país fue supuestamente bautizado como Iceland (tierra del hielo en inglés) por los primeros colonos nórdicos, allá por el siglo IX.

Dándole este adusto nombre buscaban disuadir a posibles huéspedes indeseados en un lugar que, de hecho y gracias a la Corriente del Golfo, cuenta con una climatología mucho más amable de lo que se podría esperar dado su nombre.

Países cuyo nombre describe a la región

Más o menos unos 25 países reciben el nombre de la ubicación en la que se encuentran.

El endónimo de Japón es Nippon, que significa “País en el que nace el sol”. ¿Qué querían decir con esto los japoneses? Ni más ni menos que el hecho de que estas islas se encuentran al este de China; es decir, que se encuentran en dirección al amanecer desde el punto de vista de este país.

Como dato curioso, justamente Nippon fue el nombre que escuchó Marco Polo cuando se referían a ese grupo de islas más allá del mar chino, cuando éste inició su famoso viaje por la Ruta de la Seda. Él las llamó “Chipangu” en sus escritos, que derivó a Jipan, Japan… y finalmente, Japón en castellano.

Otro ejemplo mucho más rápido pero igualmente válido es Australia, que deriva de “sur”. Esto está basado en una teoría que ya tenían los antiguos griegos acerca de una tierra muy al sur que llamaron “Terra Australis Incógnita”, que significa Tierra del sur desconocida.

Por personalidades importantes

Se cuenta que aproximadamente existen otros 25 países cuyo nombre radica en una personalidad importante, y prácticamente todos tienen nombre de hombre menos uno: Santa Lucía.

Algunos de estos nombres tienen un origen más que evidente: Filipinas deriva del nombre del rey Felipe II de España del siglo XVI, mientras que otro ejemplo rápido también podría ser Bolivia, cuyo nombre viene del revolucionario Simón Bolívar.

Para terminar con otro ejemplo también tenemos casos con nombres derivados de la Biblia, como Israel. Este fue el nombre que se le dio a Jacob, que es considerado el patriarca del pueblo judío.

Encontramos otros nombres cuyo origen se desconoce, como Malta: este podría significar “refugio” o “abejas”, mientras que países como Nepal siguen sin tener un motivo claro en el origen de su nombre.

Seguro que hay muchos más nombres con orígenes curiosos que me he dejado en el tintero. ¿Y tú, conoces alguno?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here