Inicio Viajes ¿Ves algo raro en las fotografías de esta playa?

¿Ves algo raro en las fotografías de esta playa?

0
Compartir

¿A quién no le gusta la playa? Disfrutar del sol, bañarse en agua cristalina –o no tan cristalina, dependiendo del lugar– o hacer castillos de arena son algunas de las actividades que solemos hacer cuando vamos a la playa. Un momento, espera… ¿He dicho castillos de arena?

Pues debo haberme equivocado, o por lo menos me he equivocado si el destino playero de tus vacaciones es Shell Beach, que como su propio nombre indica, es una playa llena de conchas marinas.

¿En qué se diferencia Shell Beach de una playa normal? Pues por si no habéis tenido suficiente con la descripción gráfica que ofrece la imagen de la portada del artículo, os diré que esta playa es una enorme extensión de más de 70 kilómetros de largo formada única y exclusivamente por pequeñas conchas, que llegan mucho más allá de donde alcanza la vista.

En algunos lugares es tal la cantidad de conchas que estas alcanzan los 10 metros de profundidad

¿Cómo es posible que se hayan concentrado aquí? Bien, algunas personas no tuvieron suficiente con la explicación de “no sé, yo llegué y esto ya estaba así” por lo que decidieron buscarle un motivo lógico a la brutal concentración de estos moluscos, y descubrieron algunas cosas muy interesantes.

Para comenzar, la infinidad de conchas que podemos encontrar pertenecen en exclusiva a un único tipo de molusco y no a toda una colección de especies, que es lo que podríamos imaginar.

Por lo visto, esta maravilla ha sido posible gracias a la ubicación de Shell Beach, en Skarky Bay. Justo en la localización de Shell Beach se encuentra el mayor banco de pasto marino del mundo, algo que bloquea la marea.

Más allá de esto, también hay que hacer mención a la hipersalinidad del agua de allí, lo que hace que haya muchísimos menos depredadores.

Durante el siglo XIX y XX, las personas de los alrededores de esta playa tan peculiar comenzaron a realizar edificaciones tales como iglesias y edificios de todo tipo usando las conchas. Esta moda duró hasta exactamente el año 1991, cuando la UNESCO declaró la playa como Patrimonio de la Humanidad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here