Inicio Redes Sociales El canal de YouTube que se dedica a probar drogas

El canal de YouTube que se dedica a probar drogas

Cuentan con el apoyo del gobierno

0
Compartir

En la actualidad, existe toda clase de canales en YouTube que muestran casi cualquier tipo de contenido. Pero el de los jóvenes Nellie Benner, Bastiaan Rosman y Rens Polman, originarios de los Países Bajos, resulta algo más especial.

Su canal lleva por nombre Drugslab (Laboratorio de drogas) y, como el título indica, se dedican a probar estupefacientes, esto con el apoyo del gobierno de su país. El objetivo es, explican, demostrarles a los jóvenes los efectos que las drogas tienen sobre el cuerpo humano.

Cada viernes prueban una nueva droga, y el catálogo no es una limitante, pues existe una gran cantidad de las mismas. Para elegirlas, piden a los espectadores dejar en los comentarios sus sugerencias para el siguiente show.

Pero no solamente se drogan ante las cámaras, pues también explican a la audiencia las dosis seguras de cada estupefaciente, cómo usarlo, riesgos, efectos e información general del mismo. También hacen mediciones de temperatura corporal y ritmo cardíaco para poder conocer mejor los efectos en el organismo.

Sin embargo, los jóvenes tienen sus límites y no se animan a probar cualquier droga, por ejemplo, Rosman dijo en uno de los programas que prefiere no tomar GHB por miedo a engancharse. Otras drogas también están estrictamente prohibidas en el show, siendo una de ellas la heroína, ante los fuertes efectos que genera.

Drugslab forma parte del programa Spuiten en Slikken (Dispara y traga) y es producido por la BNN, una cadena de radio y televisión y dependiente del Ministerio de Educación, Cultura y Ciencia. Aunque se emite en neerlandés, cuenta con subtítulos en inglés y ruso, lo que les ha permitido tener un mayor alcance llegando a los 500 mil suscriptores.

Los Países Bajos cuentan con leyes bastante flexibles sobre el uso de las drogas, pero eso no quiere decir que éstas se consuman más. De hecho, tiene la tasa de mortalidad por sobredosis más baja en comparación con otros países como Reino Unido, Dinamarca y Noruega.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here