Inicio Naturaleza Las criaturas más raras que esconden los océanos

Las criaturas más raras que esconden los océanos

La vida marina es asombrosa

0
Compartir

Oh Poseidón, el del furioso tridente… Sabemos que el mar es fuente de vida y hogar de algunas de las criaturas más maravillosas que se puedan ver en nuestro planeta, pero más allá de estas maravillas, también encontramos otro tipo de animales que perfectamente podrían pertenecer a monstruos de otro mundo aparecidos en películas de ciencia ficción.

La gran mayoría de las criaturas que os presentaremos fácilmente podrían aparecer en novelas de H.P. Lovecraft, pero no: son reales, y aunque muchas de ellas nunca serán vistas por nosotros en persona, la realidad es que están ahí, sumergidas en el lecho marino.

Los hay de todo tipo: encontramos desde minúsculos animales hasta auténticos mastodontes marinos. Veamos algunos ejemplos:

El gusano calamar vive en las profundidades marinas, y se alimenta del plancton que recoge con los apéndices que se separan de su tronco.

El oso marino puede jactarse de ser el animal más resistente del mundo. No sólo aguanta temperaturas que van desde el cero absoluto hasta los 150 grados, sino que además tiene su propio escudo contra los Rayos X. Es capaz de vivir en el espacio sin mayor problema.

No, no es una nave espacial con neones. Este animal es la medusa arcoiris. Descubierta en 2013 en Tasmania, esta criatura también emite luminiscencia, pero al contrario que las luciernagas, tiene toda una gama cromática para destacarse.

Este curioso animal es el caracol lengua de flamenco, y probablemente sea de los animales más fashions que podamos encontrar en el mar. Este pequeño molusco gasterópodo habita en las aguas tropicales y poco profundas de la costa oeste del Atlántico. Por curioso que pueda parecer, esas manchitas no son parte de su concha, sino que se trata de un tejido vivo que lo recubre. Lamentablemente, muchas personas cogen este indefenso animalito para llevarse la concha de recuerdo, descubriendo una vez que ha muerto que cuando este caracol fallece, su concha es como otra cualquiera.

Esta babosa marina es tan curiosa como su nombre: Nudibranchia. Bajo su apacible apariencia tenemos un animal venenoso, que a su vez es su método de defensa contra depredadores. Es hermafrodita, y se reproduce en los meses de primavera y verano. Esta es tan sólo una pequeña muestra, ya que en realidad existen más de 3000 especies dentro de esta curiosa familia.

De un color azul brillante, la anguila listón azul es un animal que si bien parece una serpiente marina por sus movimientos, en realidad pertenece a la familia de las morénidas. Por su peculiar morfología se ven obligadas a nadar de esa forma ondulatoria.

El Pez luna, también conocido como ‘Mola Mola’ es el pez óseo más pesado del mundo. Miden más de 2 metros de media llegando a superar fácilmente la tonelada de peso.

Hay muchos más animales marinos, tanto que podríamos hacer un especial y no se nos terminarían las especies. Además, debemos tener en cuenta el hecho de que el fondo marino, al haber sido poco estudiado, es un espacio en el que encontramos constantes nuevos descubrimientos de especies, ya que este es un lugar realmente inaccesible para el ser humano.

Las especies son prácticamente infinitas, y hay desde asombrosos animales que parecen auténticos LED vivientes hasta especies cuya propia existencia puede suponer la clave para conseguir que el ser humano como se desarrolle como especie. En cualquier caso, sólo nos queda esperar y ver cuáles son los nuevos hallazgos que se van encontrando, y cuál es el impacto que tienen sobre los conocimientos que ya tenemos sobre lo que conocemos.

Seguro que algunos de estos descubrimientos harán cambiar nuestra forma de plantearnos las cosas. Así ha sido siempre.

Respecto al tema que nos ocupa el artículo, estos son algunos de los animales más asombrosos que he encontrado. ¿Conocéis algún otro? ¡Contádmelo en los comentarios!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here