Inicio Sociedad «Soy Madeleine McCann»

«Soy Madeleine McCann»

Una joven británica afirmó ser la pequeña desaparecida hace 10 años

0
Compartir

Han pasado 10 años desde que la pequeña Madeleine McCann desapareció en Portugal cuando se encontraba en el apartamento 5A del complejo hotelero Ocean Club de Praia da Luz, en el Algarve, donde pasaba las vacaciones junto a sus padres y sus hermanos, los gemelos Amelie y Sean, que en aquel entonces tenían dos años.

Ese 3 de mayo de 2007, el matrimonio conformado por Kate y Gerry McCann, decidió salir a cenar con unos amigos a un bar a sólo 50 metros de su apartamento mientras sus hijos dormían. Al mismo tiempo, se turnaban para dar una vuelta y ver a los niños cada media hora.

Pero todo cambió a las 22:00 horas, cuando Kate fue a revisar y encontró la puerta de sus hijos abierta de par en par. Así también la ventana y las persianas, mientras que su hija Madeline, de 3 años, ya no se encontraba en el lugar.

El caso de Madeline McCann fue mundialmente conocido por innumerables teorías ante la falta de pruebas que demuestren lo que ocurrió esa noche. Esto, sumado a los testimonios contradictorios de los testigos y los padres.

En estos 10 años de misterio, una joven británica provocó una ola de comentarios luego de salir a decir en redes sociales que ella es Madeline McCann. Harriet Brookes, una estudiante universitaria de Manchester, dijo en un grupo de chat a sus amigos que era la niña desaparecida, al tener una marca similar en el ojo y en la pierna que la de la pequeña.

En varias capturas de pantalla, incluyó imágenes de Madeline obtenidas de Wikipedia, en donde colocó las “pruebas” A y B que demostraban su supuesta identidad.

“Soy Madeleine McCann y no sé qué hacer conmigo”, escribió en otro mensaje, lo cual confundió a sus amigos, quienes decidieron compartir la conversación por Twitter. Esto de inmediato generó una ola de críticas y comentarios.

Algunas personas hicieron la observación de que era imposible que ella fuera la pequeña Madeline, pues actualmente la niña tendría 14 años de edad e iría en secundaria, mientras que Harriet es estudiante universitaria, lo que hace imposible que ella fuera quien dijo ser.

La noticia se divulgó tan rápidamente, que la joven tuvo que salir a defenderse ante las críticas. Comentó que su intención no era la de herir los sentimientos de nadie. Que todo fue un comentario que le pareció “gracioso” con sus amigos y que se salió de control.

Este caso sobre una supuesta Madeline McCann no es el único que se ha registrado en la última década. En total, ha habido 8.685 avistamientos potenciales de Madeline en todo el mundo, mientras que las autoridades han tomado 1.338 declaraciones, recogido 1.027 pruebas, sondeado a más de 60 personas de interés y considerado a 650 delincuentes sexuales como potenciales responsables de la desaparición.

Sin embargo, esta búsqueda, bajo el nombre de “operación Grange”, ha generado altos costos económicos. En total, se han invertido más de 15,7 millones de dólares en la búsqueda de la pequeña Madeline, sin muchos avances en el caso.

De hecho, las autoridades habían decidido finalizar su localización debido precisamente a los costos y esfuerzo (en vano) que se ha tenido en el caso. El pasado mes de marzo, el Ministerio británico de Interior había dado sólo 6 meses más para continuar con la búsqueda.

Para esto, se destinó un fondo extra de 96.864 euros a la Policía Metropolitana de Londres, para que, a más tardar el pasado mes de septiembre, lograran obtener, por lo menos, alguna pista fiable sobre el paradero de Madeline.

Pero, el 29 de septiembre, se obtuvo nuevamente otra inversión de aproximadamente 170 mil euros, para “continuar con una última línea de investigación” hasta marzo de 2018, siguiendo una pista de una pareja que se encontraba en el mismo hotel el día de la desaparición.

Por otra parte, Netflix, el gigante del streaming, estaría preparando un documental de 8 capítulos acerca de la desaparición de Madeline McCann, el cual aún no cuenta con una fecha de estreno. Esto luego del éxito de la serie Making a Murderer, un documental sobre Steve Avery, quien estuvo cerca de 20 años en prisión por agresión sexual e intento de homicidio.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here