Inicio Tecnología Compró una almohada en Amazon y recibió una inesperada sorpresa

Compró una almohada en Amazon y recibió una inesperada sorpresa

2
Compartir

Las compras en línea son una costumbre que cada vez va adquiriendo mayor auge en la época actual. Gracias a Internet, es posible encontrar una gran variedad de artículos, a veces vendidos directamente por fabricante, lo que resulta de muy útil para los compradores.

Al mismo tiempo, se debe de prestar mucha atención con lo que se va a comprar y leer hasta el más mínimo detalle de la descripción para evitar toparnos con una desagradable sorpresa. Y es que, hasta Amazon, la mayor tienda en línea del planeta, puede cometer algunos errores.

El usuario arrian castaneda buscó una almohada a través de Internet, y creyó haber encontrado la compra perfecta en Amazon. Se trataba de lo que parecía ser una tierna almohada de dinosaurio ilustrada con un niño durmiendo sobre ella, como puedes ver en la siguiente imagen.

Todo parecía normal, hizo su pedido y esperó a que el paquete llegara. Pero, cuando lo hizo y sacó el contenido, se topó con una compra bastante literal. Lo que recibió realmente fue una funda para almohadas, con la imagen impresa de un niño durmiendo sobre la almohada de dinosaurio.

¿De quién fue el error? Bueno, en teoría, no hubo error en su compra, pues la descripción del producto dice “Funda animal de almohada Funda Dinosaurio Infantil de almohada”. Literalmente, lo que se vende es una funda con una imagen impresa de otra funda.

A través de Twitter, arrian castaneda decidió compartir su experiencia, agradeciendo a Amazon (de manera sarcástica) la compra. ¿Cómo permitió la tienda que apareciera un producto tan confuso en su página?

La misma tecnología puede ser la responsable. Cuando una empresa decide vender un producto a través de Amazon, sólo lo enumera en la tienda y listo. Pero, algunas otras, recurren al uso de bots y algoritmos con ese objetivo.

Lo que hacen estos algoritmos, es generar imágenes de los diferentes productos y luego los coloca en Amazon. Después, cuando alguien compra, el objeto es generado automáticamente para ser vendido y enviado al comprador.

Un ejemplo claro serían las carcasas de teléfono: un bot busca una imagen en Internet y muestra cómo se vería la carcasa con esa imagen. Al presionar el botón de comprar, una máquina se activa, imprime la imagen sobre la carcasa y luego es enviada al comprador. Algo así es lo que, posiblemente, pasó en el caso de esta almohada.

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here