Inicio Sociedad Echarse pegamento en los ojos es más frecuente de lo que crees

Echarse pegamento en los ojos es más frecuente de lo que crees

Los frascos pueden ser confundidos fácilmente.

0
Compartir

Colocarse pegamento en vez de gotas para los ojos puede ser un error bastante grave, que puede llevar a un daño permanente en la vista si no se tiene cuidado. Y, aunque no lo creas, este tipo de casos parecen ser más comunes de lo que imaginas.

Un ejemplo de ello ocurrió en el 2010 y que médicos del Oxford Eye Hospital en el Reino Unido documentaron, cuando un hombre de 64 años de edad ingresó al hospital después de haber confundido un frasco de pegamento para uñas con gotas para los ojos.

El paciente tuvo suerte y fue inteligente, pues casi de inmediato se percató del error y se lavó los ojos con agua, pero sus párpados fueron pegados y el pegamento tuvo que ser removido con mucho cuidado usando pinzas finas y una lámpara de hendidura para la ampliación. Con tratamiento, dos semanas después sus ojos estaban curados.

Los expertos mencionan que este tipo de errores son comunes, pues desde 1982 se han venido registrando casos de este tipo precisamente con el pegamento para las uñas que si bien, existen desde 1950, no fue hasta la década de 1980 cuando cambiaron su presentación por una muy similar a los frascos de gotas para los ojos.

En 1994, ante el creciente número de casos, la comunidad médica recomendó cambiar el embalaje, pero fueron ignorados. En el 2010, los médicos sugirieron integrar un sistema de seguridad en la tapa, lo que sería suficiente para percatarse del peligro del producto.

Cuando este último reporte fue escrito, se tenía registro de 36 casos, los cuales han ido aumentando con los años, registrando casos de abrasiones corneales, queratopatía puntual, queratopatía, conjuntivitis y abrasión conjuntival, excoriación de la piel del párpado, pérdida de pestañas, tarsorragia, dermatitis periocular, aguijón intenso invariable o dolor ardiente al momento de la instilación, pérdida significativa de agudeza visual y/o ceguera funcional.

Algunos fabricantes han decidido cambiar los empaques por envases más parecidos al del pegamento o esmalte de uñas, aunque algunos siguen usando el viejo frasco que se puede confundir con las gotas para los ojos, por lo que la recomendación es colocarlos en lugares separados.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here