Inicio Naturaleza Encuentra un gusano intestinal de casi 2 metros tras comer sushi de...

Encuentra un gusano intestinal de casi 2 metros tras comer sushi de salmón casi a diario

0
Compartir

Todos conocen los riesgos de consumir alimentos crudos, sin embargo, existen casos como el del sushi en que se pueden comer en estas condiciones, eso sí, siempre y cuando estemos seguros de que están debidamente desinfectados y preparados.

Aunque un hombre de 30 años de Fresno, en California, aprendió por las malas que incluso el sushi puede resultar peligro, más si se consume a diario. Kenny Banh, el médico de urgencias de la Universidad de California en San Francisco que lo atendió, descubrió que el sujeto había tenido alojado un gusano de casi 2 metros en su intestino, al parecer, por comer pescado crudo.

El paciente llegó hasta la sala de emergencias de UCSF Fresno’s Community Regional Medical Center, donde Banh lo recibió, y dijo que había estado sufriendo de dolores estomacales y una diarrea con un poco de sangre, por lo que le solicitó medicamentos contra los parásitos.

El doctor recibe constantes solicitudes de este tipo de medicinas para parásitos intestinales, por lo que no le pareció extraña la petición. Pero fue cuando el sujeto sacó una bolsa, y de ella un rollo de papel con un enorme gusano enredado en el mismo, que se dio cuenta de que era un caso diferente.

Su paciente dijo que sentía como si los intestinos estuvieran saliendo de su cuerpo y, al ver el gusano mientras estaba en el baño, comenzó a jalarlo y enredarlo en el rollo. Aunque estaba muerto cuando lo llevó a emergencias, comentó que se movía cuando lo sacó.

Banh lo estiró sobre el suelo y lo midió, alcanzando los 1,7 metros de largo y, aunque no pudo identificar a qué especie pertenece ni cuánto tiempo estuvo dentro del hombre, sí supo que la causa era probablemente porque el paciente solía comer sushi crudo, especialmente el sashimi de salmón, a diario, según dijo.

Aunque es posible adquirir un gusano de esta clase por cualquier alimento mal preparado o por agua contaminada, al no haber historial de ello, la conclusión fue que el sushi fue el responsable.

Además, el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades ya había advertido de la presencia del gusano japonés Diphyllobothrium nihonkaiense, que puede alcanzar los 9 metros de largo, en el salmón congelado de Alaska, el cual se exporta para su consumo.

Al final, el sujeto que encontró este gigantesco gusano en su interior, fue enviado a casa con medicamento para matar cualquier otro parásito, sin que se volviera a encontrar algo similar en su organismo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here